viernes, 12 de noviembre de 2021

La autoestima es la suma de 4 componentes indispensables. Te los describiremos uno por uno.


Por Belkis Moreno.

La autoestima es como el agua y el oxigeno en nuestro cuerpo. Si escasean, es riesgoso para nuestra vida.  Se requiere de un nivel óptimo de cada uno, para que el cuerpo funcione bien. ¡Y esto es sine quanon!

La autoestima también es un tema del cual se habla mucho, se publica mucho en redes; pero quizás, pocas veces, muy pocas, nos mueve a profundizar y responder preguntas cuyas respuestas deberíamos tener claras en cierto momento de la vida.

¡Eso pensamos!

Por ejemplo….Para quienes hemos tenido que visitar a un psicólogo alguna vez en la vida, por problemas de diversa índole, quizás hemos quedado sorprendidos cuando nos enfrentamos a las siguientes interrogantes:

¿Qué dicen de mi autoestima los hechos que he vivido y cómo yo los he afrontado?

¿Tengo una autoestima saludable que me ayuda a mis propósitos de verdad verdad? ¿O aparento tenerla?

¿Se ha debilitado mi autoestima en los últimos años?

Para ayudarte a responder a estas interrogantes, a continuación te daremos información importante que esperamos leas con mucha atención.    

 ¡Te invitamos a comprometerte!

El objetivo es ayudarte a estar claro con respecto al concepto de autoestima, cómo se forma la autoestima y cuáles son los componentes que la integran, porque…¡atención!... no nacemos con tal o cual tipo de autoestima.

La autoestima no es heredada ni viene impresa en nuestra genética, esto lo afirman la mayoría de los especialistas, entre ellos el psicólogo argentino Bernardo Stamateas. 

La autoestima no nace por generación espontánea, se desarrolla en el tiempo.

QUE ES LA AUTOESTIMA Y LOS 4 PILARES QUE LA CONFORMAN

La palabra autoestima viene del latín “aestimare” que significa evaluar, tasar, valorar. 

Pero… ¿evaluar qué?  

El concepto de autoestima hace referencia a cuanto nos queremos a nosotros mismos.

 Si nos auto valoramos o, por el contrario, nos auto rechazamos.

La autoestima es esa percepción mental valorativa (positiva o negativa) que tenemos de nuestro ser, de quienes somos, de nuestras capacidades, fortalezas, de esa confianza en nosotros mismos de hasta dónde podemos llegar.

En términos sencillos,es la auto-imagen mental que creamos de nosotros mismos. 

Esa autoimagen implica sentimientos, pensamientos, sensaciones, creencias, que hemos acumulado en la memoria a través del tiempo, especialmente por la interacción con otras personas (familia, amigos etcétera) y que nos llevar a hacernos una teoría de nosotros mismos.

Una “teoría” que funciona como un auto esquema que puede ser positivo o negativo.

Por ejemplo, si cuando pequeños fuimos muy rechazados, quizás en nuestra memoria quedo la idea de que somos torpes, fracasados.

Si por el contrario, fuimos bien acogidos, y nuestros talentos fueron bien valorados, nuestra autoestima será alta, con fe en nosotros mismos y nuestras capacidades.

¿Captas la idea?

Definitivamente nuestra autoestima es el resultado de una historia previa, tal como afirmo el psicólogo Walter Riso.

LOS 4 PILARES DE LA AUTOESTIMA:

Bueno…ya tenemos una idea de lo que es la autoestima.

También que la misma se forma progresivamente en nuestra memoria desde que nacemos.

Pero a la hora de querer nosotros auto-conocernos con la intención de mejorar nuestra autoestima (de seguro alguna vez en la vida quizás debamos hacerlo), lo recomendable es conocer a detalle, no solo como se forma la autoestima, sino cuáles son sus pilares o componentes que principales que la configuran.

Esto para hacer un mejor acercamiento del tipo de autoestima que podemos detentar y comprender mejor como influye ésta ( como causa de nuestras circunstancias) y cuál debe ser el camino para mejorarla y equilibrar las cosas. 

Además, según el psicólogo clínico Walter Riso, del cual somos fieles seguidores, si uno de estos componentes o pilares falla (los cuales están muy interrelacionados),“será suficiente para que tu autoestima se muestre coja e inestable”.

Por eso, y por mucho más…aquí te presentamos los 4 pilares que configuran la autoestima:

Veamos uno a uno.

Numero uno:

El Autoconcepto: ¿ Qué piensas de ti mismo?

Como es lógico pensar, el autoconcepto se refiere a que piensas de ti, al concepto que tienes de tu persona. 

Según el psicólogo clínico Walter Riso, así como te ves, así te tratas a ti mismo. 

“Que te dices y como lo haces”, revela como de ves a ti mismo.

Si te consideras una persona valiosa, de seguro serás comprensivo y flexible a la hora de evaluar tus actuaciones.

Pero si te ves como una persona llena de defectos, incluso hasta fea, utilizarás una mala autocritica, incluso serás cruel contigo, te acusaras de todo lo malo, te compararas con otros constantemente, auto-castigándote y auto generándote estrés.

Caso inverso, si, por el contrario, tu autoconcepto es positivo.

De seguro no serás cruel contigo mismo, serás comprensivo, no te impondrás metas inalcanzables, ni te autoexigiras hasta el cansancio.  

¿ Se te parece o no a ti?

Tendrás paciencia y reconocerás tus derechos, así como reconocerás los de otros.

 Te permitirás comerte tu barquilla preferida sin sentirte culpable o te vestirás bien sin sentirte vanidoso y superficial. 

¿Captas las diferencias?

Numero dos:

La autoimagen:

La autoimagen está referida al Auto-juicio estético que impera en nuestro interior y que responde al patrón ideal de belleza que comparte cada uno de nosotros.

El patrón ideal de belleza lo aprendemos a través de nuestras experiencias personales y sociales del entorno inmediato en que crecimos.

Si crecimos en un entorno en donde no formábamos parte del club exclusivo de los más guapos, entonces, quizás, nuestra autoimagen será negativa o “algo” negativa en cuando a nuestros atributos físicos. 

¡El famoso Patito Feo no es solo ficción¡ escribió en uno de sus libros, el psicólogo Walter Riso.

En cambio, si tu experiencia con tu entorno más inmediato fue de aceptación, sin tanta disparidad entre lo lindo y lo feo, el peso de la comparación para ti será más pasable y saludable, sin obsesiones.

Lo ideal es que nuestra autoimagen sea lo más equilibrada posible.

Equilibrio significa no poseer un criterio de perfección física obsesivo, irreal, inalcanzable, que nos perturbe nuestra tranquilidad.

Equilibrio es tener tu propio criterio de lo bello o lo estético, sin sentirte acosado por los demás. 

Equilibrio es destacar, sin pena, las cosas que te gustan de ti y no magnificar las que no te gustan, sin fijaciones mentales que te hagan sentir mal. 

Tercero:

Autorrefuerzo:

Este componente implica una pregunta clave: ¿Qué tanto te premias y te das gusto?

Como es lógico, si nunca te das gusto, si no te dedicas tiempo para ti, si no te expresas afecto, tu autoestima es insuficiente.

¿Vives para trabajar?

¿Te sientes culpable porque te tomas un tiempo para descansar?

Conocimos un caso de una abuela que iba a la casa de su hijo, donde estaban, por supuesto, sus nietos, y se quejaba porque sentía que “estoy perdiendo el tiempo”, ya que pertenecía a una religión y se sentía culpable de robarle tiempo a la predicación.

Muchas veces la carencia de autorreconocimiento nos lleva a caer en una dislexia emocional, con la cual perdemos la capacidad de sentir la vida, en el amplio sentido de la palabra. Cuidado con esto.

Cuarto:

AutoEficacia:

El ultimo pilar o componente de la autoestima: la autoeficacia.

Los retos y desafíos son el alimento del cual se nutre el autoconcepto y le dan sentido a la vida.

La convicción y la confianza de que es posible alcanzar los resultados que esperamos, que si podemos lograrlo, es lo que se denomina autoeficacia.

Por lógica, si te  sientes incapaz, si te  dejas vencer por el miedo, si no crees en ti mismo, tus retos personales serán pobres, evitaras enfrentar los problemas y, por ende, tu autoeficacia será pobre también.

Algo importante es que si tu autoeficacia es baja, los fracasos estarán más disponibles en tu memoria que los éxitos, así lo afirma el psicólogo clínico, Walter Riso.

Tus evocaciones serán más negativas que positivas y esto te predispondrá para cometer más errores o fracasar.

Para finalizar, te exhortamos a ponerte a prueba y arriesgarte a asumir retos, solo así sentirás que tu autoeficacia puede crecer. ¡Eso sí, sin correr peligro!

Esperamos que este post haya sido de utilidad para ti.  Para amarte a ti mismo debes autoconocerte y descubrir tus fortalezas y debilidades para equilibrar la balanza y gozar de un equilibrio que sea sano.  ¡Okey…!



 

 

 

 

 

 

 


miércoles, 22 de septiembre de 2021

Anímate a trabajar por tu autoestima: Una autoestima poderosa y equilibrada tiene múltiples ventajas. Te las describiremos.

 

`Por: Belkis Moreno  Capacitacionproduseg@gmail.com 

¡Ahh!…estamos seguros que te intereso el tema.

En estos tiempos críticos de pandemia, la necesidad de auto-reafirmarnos, de auto-fortalecernos, para volver a sentir quienes “somos” y “cuanto podemos lograr”, está muy latente en casi todo el mundo.

Esto es lo que hemos percibido.

Introduciéndonos rápidamente en el tema, debemos destacar, lo que afirman muchos estudios de psicología cognitiva, referente a que quererse a uno mismo es una fortaleza muy importante que garantiza nuestra supervivencia, sobre todo en tiempos muy complejos.

Me imagino que estás de acuerdo, porque lo habrás vivido u observado en otras personas.

Si experimentamos la sensación de sentirnos fuertes, capaces, pues las cosas fluyen más fácilmente. ¿O no?.. porque es lógico.

Al hablar de autoestima, estamos haciendo referencia a ese amor a uno mismo, a esa capacidad de autorespetarnos.

 A esa sensación de respirar y  sentir que somos valiosos, sin caer  en el narcisismo perverso. 

Por supuesto, aquí estamos describiendo lo que caracteriza a una autoestima saludable, fuerte.

 Aquella que nos permite  entender y sentir que somos merecedores de una vida prospera, saludable, beneficiosa, para nosotros, y para quien nos rodea, y actuar en consecuencia.

Una autoestima fuerte, equilibrada, nos permite pararnos de pie y asumir las dificultades como lo que al final son: Retos.

La contraparte de lo descrito es, por supuesto, la baja autoestima, la cual puede conceptuarse como una visión negativa de uno mismo.

Una visión pobre, la llaman muchos, muy limitada.

Una visión que hará que no te atrevas a encarar retos y te impedirá probarte de que eres capaz, porque una nube de dudas y miedos se posan sobre tu cabeza, para dejarte en un solo lugar, a la espera de que la suerte se encuentre contigo.  

En este punto queremos resaltar un tip preventivo, y es  que una baja autoestima está demostrado, que es el caldo de cultivo para muchos trastornos psicológicos como fobias, estrés, inseguridad personal y ansiedad, entre otros. 

Incluyendo el TOC, trastorno Obsesivo Compulsivo. (Pronto haremos un post sobre este tema)

 Esto no lo afirmamos nosotros, lo afirman muchos estudiosos de la mente humana.

 Por eso, y por muchísimas razones más, es que queremos dedicarte este post, para aportarte información valiosa sobre las ventajas que puedes obtener si, desde hoy, te decides a auto-observarte y definir como esta tu autoestima, reconociéndola honestamente, para decidirte a mejorarla.

“Y a trabajar para ti”, si para ti, porque si trabajas haciendo lo necesario para construir una autoestima fuerte, las ganancias serán para ti y se irradiaran a tus seres queridos.

¿Captas la idea?

Todo lo que hagas para fortalecer tu autoestima no es tiempo perdido, es inversión. ¡Repítelo mil veces!

 “Tu primer amor es el que te diriges a ti mismo”, ha dicho y escrito miles de veces el psicólogo clínico, Walter Riso.

Con este recordatorio, iniciamos la enumeración de algunas ventajas de contar con buena autoestima, tomadas del libro: Enamórate de ti de Walter Riso (2012), editorial planeta.

VENTAJAS DE UNA AUTOESTIMA FUERTE Y SALUDABLE:

Una autoestima fuerte y saludable, te permitirá:

  1. -1.   Alcanzar mayores niveles de eficacia en las tareas: Porque no te darás por vencido muy fácilmente. “Quien cree en sí mismo, persevera”.
  2. -2.   Incrementaras sustancialmente las emociones positivas: Si crees en ti, en tus fortalezas, sin dejar de reconocer las debilidades, si eres honesto en esto, tus pensamientos serán más propensos a lo positivo y te acercaras a vivir con mas satisfacción, no solo viendo los resultados, sino degustando los procesos.
  3. -3.   Te relacionaras mejor con las otras personas: Cuando tu autoestima es fuerte ese miedo al ridículo y esa necesidad de aprobación de los demás, será minúsculo o no existirá. Tomaras las críticas con un sentido más constructivo, no personal, sabrás trabajar en equipo y no estarás pendiente de los aplausos.
  4. -4.   Podrás contar con relaciones de pareja más equilibradas y provechosas: Mientras menos negativismo exista, mientras menos dudas tengas; mientras más sepas negociar, ceder o exigir, más posibilidades de armonía.  También, si gozas de un nivel de autonomía sano, dependerás menos del otro y tendrás más vínculos equilibrados.
  5. -5.   Serás una persona más autónoma en tus decisiones: Esto está claro, porque dudaras menos de tus decisiones y decidirás más rápido y fácilmente.
  6. -6.   Serás mas dado al cambio y más creativo:  Si…la vida es un proceso donde está siempre presente el cambio, afirmo una vez el filosofo Seneca.  Y es asi: Si estas más seguro de quien eres, de lo que puedes lograr, eres más creativo en ideas y más susceptible a asumir nuevos cambios, tanto pequeños como grandes.
 -7. Aprenderás a decir NO: Ya no te preocuparas mas por buscar excusas baratas para justificar tu falta de deseo para querer hacer algo, simplemente dices NO.

¿Qué te pareció este dossier de ventajas?

¿Te gustaría agregarle una ventaja  más?

Hazlo, escríbela y colócala donde puedas verla. ¿Vale?

Esperamos, como siempre, que este post  haya sido  de utilidad para ti.

Hasta el próximo post de nuestra blog 100% preventivo.

Recuerda: “Activar toda la autoestima posible y amar lo esencial de ti mismo, es el primer paso para el mejoramiento personal”. Walter Riso.

 


 

 

jueves, 19 de agosto de 2021

Sesgos de pensamiento, qué son, ejemplos, y como actúan en nuestra interpretación de la realidad. Blog 100% PREVENTIVO


 Belkis Moreno, CNP 6290

De entrada te aclaramos que la palabra “sesgo”  según la RAE,  proviene del verbo sesgar, que implica torcer una cosa hacia un lado. Alude a la oblicuidad. 

Imaginémonos que un pensamiento es una autopista y que hay un sesgo, que estrecha el recorrido tanto que te lleva a un camino empedrado, sin salida. Por supuesto, que tomaste este sesgo sin darte cuenta. No te diste cuenta que había una salida, con un pequeño puente, que te abría el camino hacia otra carretera que te llevaría a tu destino.

Un poco enredado. ¿No es verdad?

Pero así actúan los sesgos en nuestros pensamientos.

Los sesgos de pensamiento o sesgo cognitivo, según wikipedia, son una especie de “efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento de la información en nuestra mente, lo que nos puede llevar a una interpretación errada  de la realidad.”

Un sesgo cognitivo (los hay de varios tipos) puede hacer que no veamos lo que realmente ocurre frente a nuestros ojos, y que distorsionemos los hechos; que emitamos un juicio apresurado, inexacto o muy subjetivo; que hagamos una interpretación exagerada o muy “limitada” de la realidad.

En fin, un sesgo es un mecanismo  que utiliza nuestra mente para facilitarnos, entre comillas, las cosas, y está basado en esquemas que tenemos almacenados (creencias, paradigmas, estereotipos, prejuicios cognitivos) y que tendemos a perpetuar en el tiempo.

Estos esquemas mentales que el psicólogo clínico Walter Riso cataloga como esquemas erróneos, hacen que nos esforcemos casi nada, por escudriñar y cuestionar los dictámenes de nuestra mente, sino que nos ciñamos, servilmente, a nuestras creencias; sin dudar, sin verificar, si la interpretación que le damos a la realidad está cerca o lejos de la verdad.

La mente humana es muy conservadora y autoperpetua constantemente la información que tiene almacenada, esta condición natural, asegura Walter Riso  en su libro: Pensar bien, sentirse bien, editorial Norma, 2004, hace que “lo que coincide con nuestras expectativas lo dejamos pasar y lo recibimos con beneplácito, lo que es incongruente con nuestras creencias o estereotipos lo ignoramos, lo consideramos sospechoso, simplemente lo alteramos para que concuerde con nuestras ideas preconcebidas”. 

Este proceder mental, inconsciente hace que los esquemas mentales (sesgos) que hemos guardado a través de nuestras experiencias vivenciales, se conviertan para nosotros, en especies de “muros” que actúan como verdades casi absolutas.

Cuando estamos frente a una realidad especifica, nuestra psiquis  activa de forma inconsciente uno o varios sesgos, entonces nuestros razonamientos están atados a prejuicios cognitivos que actúan como lineamientos que  limitan nuestra capacidad para interpretar la informaron que nos llega, emitiendo juicios limitados y errados, porque no razonamos mas allá de lo que dictaminan nuestras creencias y paradigmas.

Y muchas veces esas interpretaciones erradas de la realidad pasan desapercibidas, y  otras, nos causan graves problemas.

Por ello, es importante- diríamos fundamental- explicarte no solo el concepto de sesgo cognitivo, sino darte ejemplos de algunos de los tres sesgos más importantes y cómo actúan, para reconocerlos y poder actuar sobre ellos. 

No esperes a que la experiencia de la vida te sacuda,presta atención a  lo que te expondremos a continuación,porque este conocimiento es, de verdad, transformador.  

EJEMPLOS DE SESGOS DE PENSAMIENTO O SESGOS COGNITIVOS:

Según los expertos, existen más de 200 sesgos. Incluso los hay que se contraponen, como sucede con el sesgo optimista versus el pesimista.

Para esta ocasión, te ilustraremos sobre los tres sesgos más importantes y comunes que tienen alta incidencia en nuestra psiquis,según lo plantea el psicólogo clínico Walter Riso, quien es referencia en esta materia.

Hay que aclararte que los sesgos pueden presentarse de manera combinada, varios a la vez. 

Aquí vamos:

Sesgo de Atención: 

No te ha pasado que compras un vehículo de un determinada modelo y fabricante y a partir de esa compra, empiezas a ver por todos lados vehículos de ese mismo modelo. Cosa que antes no te sucedía.

Pues así actúan los sesgos atencionales.  Si una persona tiene la idea de que es incompetente, su atención estará más orientada a detectar las fallas que los aciertos.

Si tienes la idea de que tu pareja no te quiere, a partir del reforzamiento de esa idea, empezaras a prestar más atención a destacar las señales de rechazo y desamor, que de afecto positivo.

Aquí lo que ocurre es que atención trabaja al servicio de los esquemas mentales que actúan como sesgos, entonces, nuestra mirada es de tipo túnel, vemos solo aquello que ratifica la idea o creencia que esta posesionada en nuestra mente.

Sesgo de memoria: 

Sucede lo mismo que con el sesgo atencional, recordamos más fácil y mejor aquello que concuerda con nuestros esquemas o creencias almacenadas, así lo afirma el psicólogo clínico, Walter Riso.

Un ejemplo muy ilustrativo, es que si estoy convencido que soy un fracasado, recordare más fácilmente situaciones donde he vivido fracasos que situaciones de éxito.  Si creo que mi pareja es mentirosa, recordare más aquellos episodios donde me mintió que aquellos donde fue sincero.

Sesgo perceptivo: 

Este tipo de sesgo hace referencia a las interpretaciones irracionales, erróneas que muchas veces tenemos de los hechos. Este sesgo nos hace ver lo que no es. Nos hace sacar conclusiones precipitadas y erradas. Por ejemplo, creemos que porque somos pasados de peso, no tenemos las mismas oportunidades de ascender a mejores cargos en nuestro trabajo.  Es decir, tenemos este tipo de estereotipo y ante cualquier reacción de nuestro jefe o compañero de trabajo,  lo asumimos como un rechazo patente ocasionado por nuestro peso.  

O cuando tenemos el prejuicio de que si una persona es de cierta nacionalidad, es perezosa. Esto hace que caigamos en la xenofobia, una forma de pensar peligrosa y altamente discriminatoria, tipificada por las leyes de muchos países.

Esperamos que las descripciones de estos tres sesgos de pensamiento o cognitivos te  sirvan  para animarte a ser  proactivo en la revisión de tus  paradigmas. Esto incrementa el auto-conocimiento.

Como te dijimos anteriormente, existen muchísimos sesgos diversos que están impregnados de las formas equivocadas de procesar la información de los sesgos atencionales, de memoria y perceptivos que ya describimos como ejemplos.

La idea es que nos hagamos conscientes  de cómo actúan los sesgos pensamiento y que logremos racionalizar de forma razonable nuestras interpretaciones de la realidad, sin apresurarnos, para que estas sean menos contaminadas y más objetivas. ¿Vale?

Nos vemos en el próximo post.

Recuerda: #PrevenirEsLaClave

                               


 

 

 

 

 

 

 

 

miércoles, 30 de junio de 2021

PEQUEÑAS ACTITUDES PUEDEN AYUDARTE A REDUCIR EL ESTRÉS Y GENERAR CAMBIOS SALUDABLES. ¿ TE SUMAS?

 

Belkis Moreno   IT@produsegval  

¿Quien en estos tiempos de pandemia no se ha sentido desbordado por las emociones?  

Creemos que la respuesta  es obvia y evidente.  ¡Todo el mundo!  

Pero el propósito de este post no es recalcar nuestras vulnerabilidades. ¡Todo lo contrario!  

El propósito es ayudarte a entender que, como seres humanos, tenemos capacidades, recursos, medios, unos innatos y otros que podemos aprender- (Si estamos convencidos de la necesidad del cambio) para afrontar los retos y salir airosos.

La idea es darte a conocer una serie de pequeñas actitudes que podemos asumir, actitudes que implican pequeños cambios, que pueden ayudarte a reducir los estados de estrés y ayudarte a lograr una vida emocional más saludable.

Antes, queremos explicarte algunos conceptos que en materia de salud psicoemocional, es bueno que sepas distinguir, ya que este conocimiento puede ayudarte a identificar y `prevenir cuando estás en riesgo de un estado emocional que pueden ser peligroso para la salud y, así, tomar previsiones a tiempo. ¿Vale?

NO ES LO MISMO ESTAR ESTRESADO, QUE ESTAR DEPRIMIDO O ESTAR ANSIOSO.

Una cosa es el estrés, otra la depresión y otra la ansiedad.                 

Vamos a guiarte para entender la diferencia  y para ello utilizaremos lo enfatizado por la psicóloga Belkis Pernalete de @psicosalud, en un forochat digital en el que participamos recientemente.

Según Pernalete, debemos entender que:

 “la ansiedad es exceso de futuro, la depresión es exceso de pasado, el estres puede ubicarse en el presente”.  

Este dato es muy importante.  En primera instancia, puede servirte para prestarle mayor atención a tus pensamientos y ver si estos están demasiado en el pasado, o en el futuro, o van y vienen como ráfagas de viento, en el pasado, futuro y  presente.

¿Ocupas mucho tiempo pensado en aquello que paso, que tú aun no has perdonado y que te duele?  O quizás estés haciendo conjeturas mentales sobre aquello que temes pueda ocurrir? Quizás sean conjeturas catastróficas hacia el futuro.

Adelantándonos el tema, a grosso modo, podemos  afirmar que la depresión es exceso de pasado y es un estado mental que te paraliza, porque pierdes el ánimo y sientes una tristeza permanente. Este tipo de estatus mental requiere de ayuda psicológica y medicación.

Por otro lado, la ansiedad crónica o toxica, es un exceso de futuro, y es una emoción que aparece cuando sientes que se acerca una amenaza, cuando visualizas el futuro de manera negativa y te mueves para enfrentarlo.

La ansiedad se apodera primero de nuestra mente y luego de nuestro cuerpo. Bernardo Stamateas

De acuerdo al libro: Emociones Toxicas de Bernardo Stamateas, Ediciones B.S.A, 2012, España, la ansiedad cuando no es controlada, puede convertirse en un temor excesivo e irracional a todo lo cotidiano; entonces puede llevarte a un trastorno de ansiedad, luego a la depresión, lo que puede comprometer tu salud seriamente.

Entonces repasemos:

La Ansiedad es exceso de fu...

La depresión exceso de pa...

El estrés es presente y te lo explicamos seguidamente.

Haremos énfasis en el estrés porque es parte del propósito principal de este post, dedicado a recomendaciones para reducirlo, que también incluyen la ansiedad.

Según Bernardo Stamateas, todos necesitamos de una dosis de presión en la vida, pero cuando la presión o los estímulos recibidos son muchos y prolongados durante mucho tiempo, puede producirse un desequilibrio en nuestras respuestas y sobrevenir el estrés o el distress, que es el estrés negativo, porque el estrés, en cantidades equilibradas y controladas,nos mantiene activos y es positivo.

Entonces…..¿Cuando surge el estrés dañino?

“El estrés surge cuando hay excesivas demandas exteriores y tu organismo no alcanza a hacerle frente….es una tensión, una presión física y mental que rompe el equilibrio”, enfatiza  Bernardo Stamateas en su libro.

“No es lo mismo vivir un momento de estrés, que vivir estresado”, así lo describe este autor, para aseverar que lo primero es normal y lo segundo es toxico, por el exceso de hormonas de adrenalina y cortisol que invade  nuestro cuerpo, creando un desequilibrio que reduce la nuestra productividad y capacidades.

Una descripción muy particular del estrés es la aseverada por el profesor espiritual Eckhart Tolle, en su libro El poder del Ahora:

El estrés es causado por estar aquí, pero querer estar allá, estar en el presente, pero querer estar en el futuro. 

Esta descripción evidentemente revela desequilibrio, tal como lo enfatizamos en líneas precedentes. 

El estrés toxico es una forma de reaccionar desequilibrada ante las demandas de nuestro entorno que se convierte en habito y que nos lleva a no  saber vivir de otra manera, así lo categoriza el psicólogo argentino Bernardo Stamateas.

PEQUEÑAS ACTITUDES PUEDEN AYUDARTE A VENCER ESTADOS EMOCIONALES NOCIVOS.

La Madre Teresa de Calcúta decía que la paz comienza con una sonrisa.

Por algún lado tendremos que empezar, si queremos cambiar nuestros hábitos emocionales tóxicos.

En este punto te daremos algunas recomendaciones, extraídas del libro Emociones Toxicas de Bernardo Stamateas,el cual nos sirvió de guía para este escrito:

Estas recomendaciones se traducen en pequeñas actitudes que implican pequeños cambios.

Te pedimos las Leas con detenimiento, please.

Comienza por identificar todas aquellas situaciones que te quitan la paz.

Trata de entender qué tipo de emociones te generan  ciertas situaciones y escríbelas. Un buen ejercicio es anotar que situación te genera molestias y que tipo de emoción te genera.  Miedo. Temor, envidia, angustia, tristeza. Esto te ayudara a hacerte consciente de tus pensamientos y aprender a ejercer dominio sobre ellos.

Trata, asimismo, de pensar qué tipo de pensamientos ocupa tu mente, incluso registrarlos en una libreta.  ¿Son del pasado, futuro o presente?

No leas todo el día malas noticias, te info-intoxicaras.

Lee un buen libro, algo que te enriquezca.

Aprende algo nuevo todos los días. No te cierres a los nuevos aprendizajes. Esto te permitirá oxigenarte y romper tus hábitos cotidianos.

Trata de crearte un buen ambiente para dormir bien. 

Haz ejercicios habitualmente. Esta comprobado que el ejercicio reduce los niveles de estrés.

Aléjate de la gente toxica, aprende a colocar limites sanos.

Siempre es bueno tener un amigo o familiar confidente, aquel al cual puedas contarle tus inquietudes. No te aísles.

Una buena práctica es ayudar a otros. No te centres solo en ti.  Brindarle ayuda a alguien que lo necesite te alejara de tus preocupaciones y refrescara tu mente.

Esperamos estas recomendaciones te sirvan de ayuda.

Y siempre recuerda: Tenemos inteligencia, capacidades y podemos utilizarlas para vencer los retos que nos presenta la vida.  Así lo aseveramos, porque lo hemos vivido.

#PrevenirEslaClave   www.produseg,com

 

 

 

 

 

 

martes, 11 de mayo de 2021

¿ERES ALÉRGICO A LOS ÁCAROS DEL POLVO? TE DAREMOS 14 RECOMENDACIONES QUE TE AYUDARAN MUCHÍSIMO.

Belkis Moreno.   IG@produsegval 

Las alergias a los ácaros del polvo son más comunes de lo que creemos.

Muchas personas sufren diversos síntomas de alergias, durante años, sin saber exactamente los factores alérgenos principales  que las causan.

 Y puede ser que los culpables de la rinitis que no te deja en paz, de los estornudos, que no cesan, de la moqueadera, o de los ojos rojos, dolorosos y lagrimosos, con visión borrosa (Conjuntivitis alérgica), que te molesta tanto,  causándote incluso presión y dolor facial; los responsables de estas molestias que merman  tu calidad de vida, sean los ácaros del polvo o ácaros domésticos, como son conocidos.

Los ácaros del polvo tienen la particularidad de hacer presencia  en distintos hábitat de nuestros hogares como  son los muebles forrados con tela, las cortinas, en la ropa, en los juguetes,  y un lugar super intimo, donde les fascina habitar: en los colchones y almohadas. (Este es su entorno preferido)¡Que susto! no es verdad.

Los ácaros, en general, ( son muchas sub-especies distintas ) pertenecen a la familia de los Artrópodos.  Son seres diminutos, imperceptibles al ojo humano, que se parecen a los insectos, y son familia de las garrapatas y las arañas.  ¡wuao!...nos imaginamos que estarás exclamando.

Como lo que interesa es este caso es hablarte del ácaro del polvo o ácaros domestico, debemos señalar que estos “bichitos” se alimentan de las escamas de la piel humana, que perdemos  diariamente, y se anidan, como ya dijimos, especialmente en las telas y en ambientes cálidos y húmedos (50% a75% de humedad), por ello, controlar la humedad de nuestras casas es muy importante como lo veremos en las recomendaciones.

¡Algo curioso! Los ácaros del polvo deben su poder alérgeno a sus residuos fecales y ácaros en descomposición que están contenidos en el polvo del hogar, residuos que pueden ser, en algunos sitios cerrados, altamente alérgenos, por la cantidad de proteínas que contiene el polvo, unido a la presencia de  personas con alta predisposición alérgica.

QUÉ HACER FRENTE A ESTE  IMPORTANTE ENEMIGO

Por supuesto lo ideal es acudir al médico y realizarte una prueba de alergias para saber el origen exacto de tus malestar.

Hemos conocido casos, en los que la prueba cutánea para alergia arrojo positivo para los tres ácaros domésticos mas populares:  D.Pteronyssinus, D.Farinaei y Blomelia tropicales. 

RECOMENDACIONES A SEGUIR

Por lógica, la limpieza y desinfección de tu hogar, enseres  y del sitio de trabajo, son imprescindibles.

A continuación te daremos 12 recomendaciones dadas por el Alergólogo, inmunólogo Clínico, Velmar Quintero del Hospital Metropolitano del Norte de Naguanagua, Carabobo.  Nos tomamos el atrevimiento de publicarlas, porque estas alergias pueden socavar, con creces, tu calidad de  vida. #YoLoVivi

Espero las leas con detenimiento y sean de utilidad para tu caso.

1.-Si tu casa es vieja, revísala minuciosamente y evita filtraciones. Revisa tu techo, y corrige las filtraciones cuanto antes, porque estas son fuente de humedad para tu vivienda.

2.-Forra todos tus colchones de la casa en plástico o forro antiacaros.

3.-Puedes aplicar una limpieza a tu colchon, utilizando una mezcla de bicarbonato con aceite, sacar el colchon al sol y untar sus dos lados de esta mezcla. Dejar al sol varias horas y luego limpiar con un trapo por ambas caras.

4.-Usar almohadas de fibra sintética. (Dacron o policron)

5.-No utilizar cortinas de tela gruesa sino de hilo y deben lavarse con frecuencia.

6.-En caso de persianas deben lavarse día a día con trapos húmedos.

7.-La ropa debe ser sacada por frecuencia del closet para ser lavado de nuevo.

8.-Los juegos de los niños deben ser fácilmente lavables. (De plástico o Madera)

9.-Al limpiar, no sacudir, pasar un trapo húmedo.

10.-Evita mascotas (perro, gato, conejos, pollos, periquitos. (Si se demuestra la sensibilidad).

11.-No utilizar insecticidas (Aerosol, ni espiral)

12.-Barrer con la técnica del barrido mojado (con mopa) y luego pasar la escoba. (Esto es vital)

13.-Si usa ventiladores, limpiar diariamente las aspas y tapar con paño húmedo.

14.-Si tiene aire acondicionado, lavar el filtro por lo menos una vez por semana.

Esperamos  esta información sea de utilidad preventiva para ti.

 


 

 

 

 

 

miércoles, 21 de abril de 2021

APRENDER A PERDER ES TAN IMPORTANTE COMO APRENDER A GANAR… ¡AUNQUE NO LO CREAS ASÍ! BLOG 100% PREVENTIVO

Por: Belkis Moreno.  Redes: @produsegval   www.produseg.com   

Quizás te estás preguntando, asombrado, ¿como podemos hacer un post para invitarte a aprender a perder, si desde que naciste, te han machacado hasta el cansancio, que el objetivo prioritario de la vida es ganar?

Aunque parezca una paradoja, te aseguramos que no lo es.  Y te daremos varios porqués.

Pero antes, nos colocaremos en contexto, como decimos coloquialmente.

Fíjate, en uno de los libros emblemáticos del famoso psicólogo clínico,Walter Riso: Pensar bien, sentirse bien,Grupo editorial Norma 2004,este prolífico estudioso de la mente humana,  escribió: 

“En este mundo no se nos enseña a perder. El mundo es de los ganadores, de los que nunca se dan por vencidos, de los poderosos."

Desde la perspectiva de Walter Riso, esta forma de ver al mundo,que se nos impone desde pequeños, denota una educación antisabiduría.

En palabras literales de este autor, esto significa que se nos “alimenta la idea absurda de que solo obteniendo el éxito, ganando, obtenemos la felicidad”.

Es decir, este enfoque unilateral del mundo, rechaza la derrota y, por ende, solo nos obliga a triunfar, cosa que no es verdad, porque todos sabemos que en la vida real todos perdemos y ganamos de alguna forma.   

¿Quién puede levantar la mano y asegurar que nunca en su vida a perdido?  Creemos que nadie.  ¿Quién puede asegurar que en toda su vida solo ha ganado?  Igual: Nadie.

Continuando con la idea esbozada por Riso, el hecho de tener el valor de “reconocer la derrota, y aceptarla, es señal de inteligencia”.  No es señal de cobardía, ni de brutalidad.

Sabemos que la aceptación es una decisión que nos lleva a estar conscientes de la realidad y que nos permite levantarnos de nuevo para buscar soluciones y seguir avanzando.

El primer paso para solucionar un problema es estar consciente de donde estamos parados, por eso aprender a reconocer y aceptar el fracaso es fundamental, porque nos despeja el panorama y nos obliga a asumir cambios necesarios para seguir creciendo.  

Ademas, es un paso importante para el auto-cuidado de nuestra salud mental.

QUE SUCEDE CUANDO NO APRENDEMOS A PERDER

¡Y aquí hay un punto muy importante que queremos destacar!

No aprender a perder implica que nuestra capacidad para tolerar la frustración es muy baja.

Implica que no tenemos valor para aceptar la realidad, en primera instancia, como ya lo describimos. 

Implica que entraremos en un ciclo de frustración con emociones negativas que nos dañan y dañan a quienes nos rodean. 

Una aclaratoria: Es sabio aceptar la derrota cuando ya es inevitable, cuando el balance costo/beneficio de hacer algo arroja resultados dañinos. Esto lo decimos por convicción y experiencia propia. 

Una advertencia:

No saber perder nos puede llevar a situaciones de testarudez irracional que nos abre el camino a más fracasos, así lo plantea Riso.

Un ejemplo de ello, es cuando motivados por la no aceptación del fracaso, caemos en un proceso de culpabilización por haber cometido un error; culpa que nos inmoviliza y nos enferma.

Otro ejemplo muy común, es cuando queremos ganar como dé lugar y aceptamos cualquier medio con el fin de ganar.  Juego muuuuy peligroso, podemos caer en situaciones ilícitas.

“Si las cosas no son como me gustaría que fueran, me muero de  rabia”..este tipo de pensamiento es el que se asoma cuando demostramos no saber perder y al que debemos prestar atención porque es reflejo de inmadurez.

APRENDER A PERDER DE MANERA CONSTRUCTIVA ES AUN MÁS SABIO 

Ya te hemos dado algunas razones claves por las cuales es importante aprender a perder, así como es importante aprender a ganar.

Aprender a perder constructivamente es aprender a discernir, con madurez y honradez, cuando se justifica y cuando no reconocer un fracaso, hacerlo no por cobardía, sino por prudencia, como lo señala Walter Riso. 

A continuación te desglosaremos algunas recomendaciones recopiladas por nosotros de varias lecturas, incluyendo algunos textos de Walter Riso, en las cuales encontraras tips que te pueden ayudar  a empezar a ver el fracaso no como un final, sino como “una oportunidad para comenzar de nuevo con mas inteligencia”, pensamiento memorable de Henry Ford.

Aquí vamos:

1.-Cuando te encuentres en una situación difícil no obres impulsivamente. Tomate un tiempo y analiza con calma la realidad de lo que sucede.

2.-Si la situación es inevitable, simplemente ACEPTALO. Puedes hacerte algunas auto-preguntas como estas:

 ¿Mi vida depende de esto, es vital para mi?

¿Que podría ser lo peor que podría pasar?

¿Puedo de verdad desarrollar una estrategia de afrontamiento que no implique un mal mayor a mediano o largo plazo?

¿El costo/beneficio de no aceptar el fracaso cual podría ser a corto y mediano plazo?

Tú puedes hacer tus propias preguntas.

3.-Evita, en lo posible, las reacciones hostiles. Piensa en tu salud.

4.- Aceptar y asumir tu responsabilidad en el fracaso, haciéndolo con honradez, te permitirá quedar mejor parado ante los demás que volverte necio y no asumirlo. Además, te permitirá no enfocarte tanto en las críticas de otros porque fracasaste.

5.-Algo muy importante: Enfócate más en el proceso que en el resultado.  Pregúntate: ¿Qué me quedo de esta experiencia?  Si te enfocas en el proceso, el  impacto psicológico del fracaso disminuye. Lo aseguramos porque lo hemos probado.

Esperamos estas recomendaciones sean útiles para ti.

Recuerda que la vida es como una moneda con dos caras, algunas veces vemos la cara del éxito y otras del fracaso. Nada es perfecto, y esto no significa resignarse, esto es sabiduría que se traduce en Salud mental.

Hasta el próximo post….

Recuerda: #PrevenirEsLaClave