jueves, 9 de junio de 2022

¿Cómo saber si eres, de verdad-verdad, una persona auténtica? En este post lo descubrirás...¡Listo!

By Belkis Moreno.  @produsegval

Empezamos con varias interrogantes:

¿Sabías que la palabra auténtico/a proviene del  griego,  que   significa algo así como: Señor de sí mismo,  es decir, alguien que lleva las riendas de su propio ser?

¿Sabías que todo lo que es auténtico se aleja de la falsedad y se nutre de la verdad? 

¿Sabías que según la RAE lo auténtico es algo exclusivo?

La palabra auténtico, de por sí, goza de un alto prestigio, porque cuando pensamos en lo auténtico, pensamos en lo único, en lo genuino, en lo exclusivo.

Algo muy similar a una una obra de arte, cuyo certificado de autenticidad le otorga un valor inestimable.

¿Pero cómo relacionamos esto, con el tema que traemos a colación en este post?

Aquí vamos.

Las personas auténticas son personas que se distinguen bastante de los demás, por la forma como piensan y actúan. Similar a una obra de arte, que es genuina. 

Es un tipo de personalidad con rasgos muy distintivos. Alguien que sobresale por sus cualidades,  una de ellas, que es una persona con muy buena autoestima, de nivel alto, pero equilibrada. 

Es decir, no encaja en el narcisismo, que es un trastorno de la personalidad que no sincroniza con lo auténtico.  

El narcisista también se destaca, pero de otra manera. Se destaca más por "falsas apariencias", que por su genuinidad. De ese tema podemos ofrecerte un post mas adelante.

Un rasgo muy importante de la persona autentica, es que ella  se conoce muy bien a sí misma, y este don del autoconocimiento, le permite tener claridad de lo que le gusta y no le gusta; también sabe y está consciente, de sus valores y principios éticos, que son muy arraigados en este tipo de personalidad.  

Por eso, para ella/el, la ética es como el oxígeno. 

¡Si, como el oxigeno!!! 

Y esto hace que tienda a alejarse de lo falso, y tienda siempre a buscar la verdad, llevando a  mostrarse tal cual es, sin tapujos y sin pena, que puedan encubrir su verdadero yo.

Como su nivel se seguridad en sí misma/o es alto, este tipo de personalidad no se queda callada, cuando cree que es su deber ético hablar.  

Dice lo que tiene que decir”, de forma valiente, mirando a los ojos, porque para ella/él lo “ético” es crucial.  Es su deber ser.

¿Haz conocido a alguien así?  ¿O quizás, esta somera descripción te recuerda a ti mismo?   

¡Todo es posible!, como dice el refrán popular.

Para ampliarte este tema, a continuación, te daremos otros tips (rasgos) para ayudarte a descifrar  que tan autentico eres. ¿Te gusta la idea? ¿Eres curioso?

Estos rasgos de la personalidad auténtica que leerás a continuación, están redactados en forma de afirmaciones y fueron tomados de uno de los libros más emblemáticos que hemos leído sobre esta temática.

 Se trata de un libro escrito por la pedagoga y filosofa venezolana, María Guadalupe Ramos que se titula: Valores y Autoestima, Conociéndote a Ti mismo en un mundo de otros. Te lo recomendamos.

Te recomendamos, asimismo, leer cada rasgo con detenimiento, para que identifiques, con sinceridad, si de verdad se aleja o se acerca a tu personalidad, o a cualquier personalidad de alguien que conozcas.  

¿Vale? ¿Contamos contigo?

Aquí van:

Eres de verdad una persona auténtica si:

Si actúas siempre desde tus propias convicciones y no desde lo que hacen, piensan y dicen los demás. O lo que impone la moda.

Si te mantienes firme y seguro de tus ideales y criterios de vida, por más que puedas ser discriminado y criticado.  ¿Lo has vivido?

Si tu conducta al obrar no está regida por lo que dice la mayoría, por lo que dicen las redes sociales, ni las encuestas, ni sufres de “Fashion victim”.  (Término acuñado por Oscar de la Renta para definir una persona que se pasa de los límites en la moda)

Si tu vida no está teledirigida por los mandatos alienantes de la sociedad de consumo, por los mandatos de la publicidad, así tu no estés de acuerdo.

Si sabes luchar contra la corriente y no te dejas arrastrar por la corriente de enunciados como estos: “Todo el mundo lo hace”, “Es moda”, “Todos mis amigos piensan así”.

Si obras de acuerdo con tus convicciones y con tus ideales que te has propuesto para llegar a ser la clase de persona que quieres ser. 

Si tomas tus decisiones desde ti mismo, desde tu conciencia y desde tu ética y tus convicciones, y nunca por lo oyes en el ambiente que te rodea.

Si das prioridad a tus principios éticos y morales al tomar una decisión, y si llegases a no hacerlo, el malestar por no haber hecho lo correcto, según tu escala de valores, te molestara hasta corregir lo que crees fue un error.

Si optas por los valores que más te puedan personalizar, aunque no estén de moda y hasta te puedan etiquetar.

Si tu vida esta movida por grandes y nobles ideales, uno de ellos hacer las cosas bien porque eso te beneficia a ti y beneficia a otros que están en tu entorno.

Si eres independiente y con autonomía personal, frente a las ideologías de la sociedad en que vives.

Si no puedes obviar lo que te parece injusto y das tu opinión, previo a indagar, si lo que presumes como tu verdad, es realmente la verdad.

¿Qué te parece?

Si deseas comentarnos algo, escríbenos a capacitacionproduseg@gmail.com.

Nos reencontramos en el próximo post…




 

 

 

sábado, 30 de abril de 2022

Perdonar de corazón no se da automáticamente, necesita de pasos, tiempo y condiciones. Aquí te los describiremos.

By Belkis Moreno      @produsegval
¿Has vivido una experiencia que te ha provocado un  dolor intenso y decidiste perdonar?  ¿O afirmas que has perdonado, boca para afuera, pero llevas aún el dolor por dentro?  ¿Intentas perdonar de corazón?

Perdonar es un término muy antiguo que remonta a más de 2000 años. Para el escritor y maestro espiritual, Eckhark Tolle, la mayoría de las personas tienen una visión muy limitada de lo que realmente significa perdonar. 

La razón principal  de esto, es que desde pequeños nos hablan del perdón; lo leemos en la Santa Biblia  (Jesús dijo: “Antes de entrar al templo, perdonen),  lo escuchamos de boca de nuestros padres y abuelos; pero nunca no lo enseñaron ni lo aprendimos de verdad.

 El perdón era un tema que solo se mencionaba en reuniones familiares y con solo hacer alusión a este, creíamos que estaba listo y ya.

Saber perdonar es tan importante como saber amar o saber perder.  En el caso del amor es obvio, ya que sin amor, no sobreviviríamos a este mundo. En el caso de perder, sucede casi igual que con el perdón; nos cuesta mucho aprenderlo.  Pareciera que es algo antinatural y por eso no lo comprendemos.  Debemos comprender que perdonar se asocia con la idea de perder, por eso lo rechazamos, además aquí interviene un factor cultural que te iremos explicando.

Las personas que no saben perder y por ende, no saben perdonar, generalmente son inflexibles con ellas mismas y desarrollan muy poca tolerancia a la frustración. 

Esto hace que les  cueste mucho sobreponernos  a los errores.  No importa la magnitud del error, simplemente les causa un gran malestar y listo.

 Lamentablemente la sociedad nos ha educado casi, exclusivamente, para ganar, así lo señala el psiquiatra brasilero  Augusto Cury.  "Nos educan para obtener el éxito, pero la sociedad no nos “perdona” perder, afirma Cury.

Aquí encontraras una explicación de orden psicosocial del porqué nos cuesta aprender a perdonar y a perder, aportada por Cury.

 “Culturalmente, el afán del éxito, nos arropa de un espíritu competitivo que se nutre de un ego arrogante, que nos hace renuentes al perdón y a perder”

Y aquí otra explicación de un coach empresarial:  

Ser unos gladiadores del éxito, tal como lo define el consultor empresarial Mario Borghino, genera que en nosotros crezca más el espíritu de  competencia que el de cooperación. Que vivamos sumergidos en un sentido defensivo de la vida, siempre alertas a que nos ataquen y a atacar. Que la arrogancia crezca y que el valor de la humildad sea un desconocido.  Y la humildad es el camino a  perdonar.-

Pero…¿Qué  implica realmente perdonar y cuáles son sus ventajas?

Vamos a introducirnos más en el concepto de perdón y allí percibirás  las ventajas que conlleva el perdón:

Para el escritor canadiense del betseller  “El Poder del Ahora”, Erick Tolle, el perdón es abandonar la queja y dejar ir la tristeza. Ya aquí vemos una ventaja, porque el perdón nos aleja del sufrimiento inútil.

Es aceptar lo que no creíamos nunca vivir.  Para Tolle el perdón es no ofrecer resistencia hacia aquello que no es como usted quiere. No ofrecer resistencia significa agachar la frente y aceptar lo que paso. Y listo.

Perdonar es lo contrario al odio, al rencor, a la venganza.

Para Tolle, el perdón surge naturalmente, una vez nos damos cuenta que el odio y la queja nos trae un sufrimiento que no tiene ningún propósito útil, sino el fortalecer un falso sentido de sí mismo.

Perdonar es negarse a que el resentimiento siga echando raíces y nos genere malestar emocional y, probablemente, una enfermedad.

El perdón es transformar el sufrimiento en paz.  No es resignación, es negarnos a sufrir inútilmente.

Pasos para perdonar y condiciones para que el perdón se de:

El perdón es bienestar. Pero ¿cuáles son los pasos para perdonar y el perdón requiere de ciertos condiciones o no?

Estas preguntas son muy bien respondidas por el doctor en psicología, Walter Riso, conocido mundialmente por sus libros dedicados, en su mayoría, a la defensa de la dignidad en el amor.

Antes de mostrarte los pasos para perdonar- que si los hay- te resumiremos un dossier de requisitos o condiciones para que se dé efectivamente el perdón, publicados por Walter Riso.

¡Aquí los más importantes!, Toma nota.

Solamente la persona ofendida tiene derecho a perdonar, perdonar es el privilegio de la víctima. ¿Lo sabías?

El perdón es algo personal, individual. No se perdona en grupo.

El perdón no se da por generación espontanea de forma automática. El perdón requiere tiempo. La duración nadie lo sabe, depende de la profundidad del daño y de muchos factores colaterales.

El perdón que llega muy fácil es sospechoso.

El perdón solo se justifica si hay odio.  “Si no hay, no hay necesidad de perdonar”, en esto es muy enfático Walter Riso.

¿Debe arrepentirse el ofensor para que haya perdón?  No, necesariamente.  El perdón es un acto individual que nace de la víctima, quien lidera el perdón, quien desea lograr la paz, dejar atrás el odio y reconstruir su vida.

El principal beneficiado del perdón es la víctima y su entorno. Perdonar es romper con el dolor inútil, con el bucle de pensamientos pasados que no construyen nada positivo, tal como lo manifiesta reiteradamente en sus escritos Walter Riso.

¡Y ahora si!  Aquí los pasos para perdonar 

Como en todo proceso, siempre hay fases, etapas, para que el proceso se produzca.  Nada se da por generación espontanea.

El doctor en psicología Walter Riso, dibuja  estos pasos como “caminos” para el perdón y los describe así:

Camino 1: Debemos estar muy conscientes de verdad sobre qué tipo de emoción sentimos.  Desde la mente y el corazón.  Debemos ser sinceros con nosotros mismos. ¿Es odio?  ¿Venganza?  ¿Resentimiento?

Camino 2: Debo vivir la aceptación de lo ocurrido. Debo dejar de seguir divagando con preguntas tipo bucle, ¿Por qué a mí?,¿ Por qué yo?, y aceptar que ocurrió, si quiero ser resiliente y superarlo. De lo contrario, no se dara.

Camino 3: Debo profundizar la no resistencia y hacer consciente la aceptación cada día más para liberar del dolor.  Es aquí cuando se inicia el perdón de verdad.

No es fácil, pero no imposible.

Por último, recuerda que el perdón es un regalo que me hago así mismo, tal como lo califica Walter Riso. Es prácticamente una herramienta para mejorar mi estado emocional, la cual requiere de valentía y mucho valor de la humildad.

El perdón es demostración de que me amo y priorizo mi necesidad de paz, nunca olvides esto. ¡Repítelo si deseas todos los días!

¿Estás dispuesto a perdonar  y  lograr tu bienestar? Piensa en lo que acabas de leer y concientízalo para tu beneficio.

Te esperamos en el próximo post preventivo.



 

 

 

 

 



 

viernes, 1 de abril de 2022

Rasgos que definen a un lider realmente auténtico.....Blog 100% preventivo

 by Belkis Moreno       capacitacionproduseg@gmail.com

      "Lo que tu eres hace la diferencia".

Ser un  líder auténtico no es nada fácil, tampoco imposible.  

Un líder es aquella persona que se destaca del resto, porque posee un conjunto de habilidades que le permiten influir en los demás.  

El termino líder viene del ingles "Leader" que significa conducir, guiar, dirigir, orientar. 

Un líder trabaja para enamorar al grupo de la visión del objetivo a conseguir; su verbo es super contagioso y su energía es un remolino que inspira a otros a trabajar y lograr el objetivo deseado. 

 ¿Cuantos lideres has conocido asi?   Quizás alguno de tus familiares fue ese líder enérgico, inagotable, creativo que te inspiro. ¿0 eres tu ese líder ?

En este post te daremos una lista de algunos rasgos que deberían estar presentes en una persona para ser  reconocida como un líder autentico, de verdad verdad.   

Como es lógico, no todo  líder reúne el 100% de las habilidades, ni de las cualidades del liderazgo; pero hay rasgos que lo identifican, lo caracterizan y son claves para ser considerado un " Team leader" verdadero. 
        RASGOS QUE DEFINEN A UN LÍDER AUTÉNTICO.
De las lecturas  de varios blogs de especialistas en el tema, extrajimos una lista de rasgos que te presentaremos a continuación. 

Aquí va...

Un buen líder  inspira a los demás, transmite pasión, entusiasmo.  

Un buen líder se hace responsable de las situaciones, es decir, se compromete.  Es flexible, adaptable y puede cambiar de estrategias, si se requiere. "Hace lo que debe hacer". 

Maneja el don de mando, sin abusar.

Es honesto y no oculta información clave con fines personalistas, cualidad  que lo hace una  persona confiable.  ¡Un rasgo exclusivo que vale millones!

Es el primer soñador de un grupo.

Es altamente comunicativo, cree y hace que los demás confíen  en lo que se hace.

El líder demuestra tener una muy buena confianza en sus capacidades.  Esto es autoconfianza.

Posee la habilidad de asociar con estrategia todo tipo de recursos e ideas logrando mayor eficacia. Estrategia + creatividad, el binomio perfecto.

Tiene muy buena vocación de servicio. 

Estimula y reconoce los logros de otros.

Sabe oír y comprender a los subordinados para entenderlos mejor y lograr mayor apoyo.

Es prolífico en crear visiones futuristas.

Sabe rendir cuentas y busca rendirlas. No huye de la verdad.

El buen líder autentico  trata de crear  confianza en función de resultados concretos logrados.

Sabe abrir espacios a nuevos liderazgos y no siente miedo de ser desplazado. ¡Uh!, cuantos lideres no bloquean el avance de otros lideres porque quieren exclusividad a la fuerza, imponiéndose.

Le gusta hacer diagnostico para guiar al grupo con certeza. 

 Si eres líder, te invitamos a auto-observarte para estar consciente de que rasgos tienes y cuales debes fortalecer....

Recuerda siempre que el liderazgo se desarrolla y se nutre de cualidades, de actitudes, de valores, de hechos, de resultados, que distinguen al líder, y esas características son las que hacen que el liderazgo sea sostenible y que trascienda en el tiempo.

¿Que te parece? 

Nos vemos en nuestro próximo post del blog 100% preventivo...



domingo, 13 de febrero de 2022

¿Sabes contar historias? Contar historias es un excelente método para incentivar el análisis y lograr cambios. Blog 100% preventivo

 

Por Belkis Moreno.  IG@produsegval.   capacitacionproduseg@gmail.com

“Educar es contar historias”.  Esta afirmación pertenece a uno de los más connotados médicos psiquiatras de Brasil, Augusto Cury.

Augusto Cury, quien ha tocado muy profundamente el tema de cómo educar de forma adecuada (psicologia educativa),considera que contar historias (El arte del StoryTellig en lengua inglesa),es una poderosísima habilidad y herramienta que tanto el educador, como el líder vecinal, el líder empresarial, el político, el científico, inclusive, y sobre todo: los padres, pueden utilizar, para sembrar valores y paradigmas que trasciendan y transformen la personalidad de cualquiera, para vivir la vida de forma provechosa, sin tanta ansiedad y con entusiasmo.

Para el doctor Cury, autor del libro: Padres brillantes, Maestros Fascinantes, de editorial planeta,2009,el mundo de hoy, debería aprender a narrar más, para aprender a reírnos de nosotros mismos,de nuestras carencias, preocupaciones y traumas e incrementar la resiliencia, previniendo el vivir en la infelicidad.

Es muy difícil no estar de acuerdo con Cury, por eso te invitamos a seguir leyendo, para que te enteres en que aspectos radica esa especie de poder mágico que tiene el saber contar historias, poder tan alabado por este connotado psiquiatra, autor de varios libros que se  convirtieron en betseller, como el que ya te mencionamos.

El poder mágico de contar historias: Contar historias abre las ventanas de la Memoria.

Cuando hablamos del poder mágico, nos  referimos a los poderosos beneficios y ventajas que tiene practicar el  arte de narrar historias o storytelling.

Parafraseando lo afirmado por el Doctor Cury, si nos remitimos a como se efectúa el proceso de enseñanza-aprendizaje, nos damos cuenta que es la memoria  “el terreno donde se cultiva la educación”. 

Un detalle importante es este:

Aquellas cosas del pasado que más recordamos, con más lujos de detalles, son aquellas que para nosotros tuvieron un mayor impacto emocional.

En el libro: Padres brillantes, Maestros Fascinantes, Augusto Cury desarrolla un capítulo titulado: La emocionalidad determina la calidad del registro.  ¿Qué significa esto?

En palabras literales de Cury: 

“Cuanto mayor sea la intensidad emocional de la experiencia que vivamos, más destacado será el registro y mas oportunidad tendremos de recordar la realidad sin tantas distorsiones”.

Entonces: ¿Cómo aplica esto a la narración de historias?.

Muy sencillo. Contar historias es de por sí una experiencia de descubrimiento, en la cual se despierta la emocionalidad casi automáticamente.

¡!A quien no le gusta que le cuenten historias¡¡  A todo el mundo.

La emocionalidad se despierta cuando solo escuchas las palabras: “habíase una vez.”

En las historias hay elementos poderosos como la trama, los personajes, el misterio o enigma, etcétera; todos se conjugan para despertar e incrementar la emocionalidad, y todo lo que tiene alto impacto emocional en nosotros, queda grabado en nuestra memoria consciente, quedando para ser leído por nosotros posteriormente. Es decir, lo recordamos con facilidad.

A estos elementos de toda historia, se unen la teatralidad, la cual implica que narrando cambiemos la modulación y  el tono de la voz, el volumen; hagamos gestos y mímicas “capaces de expresar lo que la lógica no logra”,tal como lo describe Curry en su libro.

Narrar historias es psicoterapéutico:

Si.  ¡Psicoterapéutico¡

Muchas veces no es lo más adecuado confrontar para resolver un problema.

Lo ideal es dialogar, ya sea en el rol de padres, educadores, compañeros o jefes, si es en el  ámbito laboral.

Para el psiquiatra Augusto Cury, contar historias puede ser parte de una estrategia para nutrir el dialogo que busca estimular el análisis y lograr cambios, bajo parámetros de tranquilidad y hasta de risas.

También es psicoterapéutico, porque narrando historias puedes introducir mensajes indirectos dentro de situaciones ficticias que ayuden a sensibilizar, a hacernos conscientes de los errores, de lo que falta o de lo que no debemos hacer.

En otras palabras, podemos, a través de la narración de historias, llegar al corazón de las personas, humanizando el conocimiento, o una situación, y si humanizamos, sensibilizamos.

A continuación te daremos otras razones para que te animes y sigas cultivando el don de narrar o contar historias que Dios otorgo a los humanos. ¿Vale?

Otras razones para contar historias:

Hoy en día es vanguardia narrar historias (StoryTelling) como un recurso valiosísimo para el marketing de contenidos, por ende;observamos que este tipo de estrategia crece cada día más y es moda en las redes sociales.

En otras palabras, hay muchas razones para contar historias, no solo el educador narra para educar, también el vendedor narra para conquistar al potencial cliente y el político para argumentar una propuesta, y el cómico, el actor, el coach, para informar, transmitir un mensaje y entretener.

A través de la narración de historias, también podemos hacer de los conceptos algo más sencillo, simplificándolos, para que sean más fácilmente entendidos e internalizados. 

Por ejemplo, el concepto de riesgo en el trabajo puede ser ilustrado a través de una historia de un trabajador que no hizo caso a una norma y se metió en problemas.

Otra ventaja es que narrar historias nos ayuda a darle concreción a ideas abstractas, a ideas que son difíciles de entender. ¡¡Y hay muchísimas!!

Por último, como ya lo expresamos, las historias inspiran, humanizan, son una plataforma muy optima para superar las diferencias y unir a la gente, porque generan en las personas emociones similares, aunque tengan diferentes intereses.

¿Qué te ha parecido este post?

¿Te ha inspirado?

Hagamos de este mundo algo mejor, contando historias. ¿Te sumas?

                            

 

 

 


jueves, 6 de enero de 2022

Todo cambio implica retos: conoce las fases del proceso del cambio. Blog 100% preventivo.

 

Belkis Moreno.  @produsegval.

El cambio siempre estará presente en nuestras vidas.  

El cambio es lo más permanente que existe, nunca desaparece,  e implica un proceso.

¡Si hiciéramos una lista de los cambios que hemos vivido durante esta pandemia de la Covid 19, nunca terminaríamos!  

Y si los analizáramos, nos daríamos cuenta de cómo se interconecta una cadena de hechos en el marco de un proceso que condujo a cada cambio.

También nos daríamos cuenta de que todo cambio, sobre todo trascendente, implica para nosotros afrontar las 7 fases del proceso de cambio.

Fases que despiertan en nosotros diversas respuestas cognitivas, emocionales y conductuales, las cuales nos llevaran a responder, con mas facilidad o mas dificultad adaptativa, a cada cambio al cual nos afrontamos.

¡Sigamos adelante!

Hay cambios intrascendentes, digamos rutinarios, que ni siquiera percibimos.

Existen, por el contrario, cambios extraordinarios, que se producen progresivamente, pero que inciden profundamente en nuestras vidas.

Ejemplos de ellos, puede ser una separación, o emigrar a otro país, o el ascenso a un cargo muy importante, una enfermedad discapacitante, la muerte de un ser querido, o una pandemía, como la que esta  viviendo el mundo recientemente; etcétera.

Otros cambios, trascendentes, no se dan progresivamente,sino en procesos violentos, de forma abrupta. Repentinos. 

Es decir, aparecen de repente, sin que sospecháramos que pudiese ocurrir, como un accidente, un desastre natural, descubrir una mentira que ni nos imaginábamos, entre otros ejemplos.

Según el escritor Robert D.Gilbreath, autor de varios libros emblemáticos sobre el cambio, el cambio puede definirse como una “diferencia” dinámica que ocurre a través del tiempo.

¡Por supuesto, esta diferencia puede tener diversos calibres¡

Aquí puedes encontrar una explicacion mas detallada del concepto cambio https://conceptodefinicion.de/cambio/

Gilbreath también señala que existe una serie de principios que acompañan al cambio.

Entre estos principios destaca los siguientes:

Ningún cambio existe sin efectos.

El cambio puede dilatarse, contraerse y flotar.

Nuestra habilidad para percibir el cambio y administrarlo  está limitada por nosotros mismos.

No se puede determinar el cambio sin tener en cuenta el tiempo.

El mundo ni la vida pueden ser imaginados sin el cambio.

FASES DEL PROCESO DE CAMBIO.

Como ya lo hemos afirmado, nadie está exento del cambio.

Como nuestra habilidad de percepción y administración del cambio depende de nosotros mismos; es decir, de nuestras habilidades para olfatear los indicios del proceso con que se genera el cambio, y poder reaccionar adecuadamente, para responder adecuadamente frente a él.

Frente a esto, entonces, es lógico, y vital, que conozcamos lo máximo posible acerca del cambio, sobre todo las fases del proceso de cambio, vistas desde la perspectiva de cómo nosotros asumimos el cambio

Lo que te explicaremos a continuación.  ¿Vale?

Esta información fue tomada de la autora Rosario F. Mercado (2016) en su libro: Desarrollo Personal, en el cual se plantean 7 fases: 

¡Preparados¡

Fase 1 de presentimiento:

 ¿Cuántas veces no percibimos el cambio a través de un rumor, de indicios como cambios de conducta, de cosas raras que antes no pasaban?  Generalmente esta fase es corta y genera preocupación y sospecha.

Fase 2 de Shock:

 En esta fase el miedo a lo desconocido aparece, el temor a lo que pueda pasar es constante. Hay confusión.  Aquí ya el cambio se materializa.

 Fase  3 de Resistencia:

Esta fase surge de manera inmediata al cambio, es normal que nos aferremos a lo que conocemos, y  que no queramos dar el brazo a torcer, como decimos en criollo.

 Aquí nos resistimos y sentimos ira, resentimiento, enfado, y actuamos en concordancia, estresándonos, el ego se apodera de nosotros y queremos defendernos.  

Fase 4 de Aceptación Racional:

Aquí empieza una apertura al cambio. Las emociones bajan de nivel y estamos mas dispuestos a evaluar los medios y recursos para que este cambio se de. Aquí en esta fase hay frustración.

Fase 5 de Aceptación Emocional:

En esta fase empezamos a aligerar las emociones fuertes y se empieza a asumir los retos del cambio, el cual ya vemos como algo irreversible y necesario.  

Aquí experimentamos nostalgia.

Fase 6 de apertura:

Aquí hay momentos en que el optimismo asoma.  Analizamos el cambio de forma menos emocional y se asume con entusiasmo la realidad nueva que se entronizo ya.

Fase 7 de integración:

Aquí surge la confianza y asumimos el cambio. Analizamos los beneficios y los asumimos.

 Ya estamos más calmados y adaptados a la nuevas circunstancias de vida.

Te hemos presentado las 7 fases del cambio. 

Para comprender esta información de mejor manera, debemos entender que todas las personas no somos iguales.

 A unas se nos hará mas difícil que a otras, todo depende de una multiplicidad de factores, muchos de los cuales, referidos a los recursos de apoyo con los que contemos para el momento del cambio. 

 Esperamos esta información haya sido útil.

 ¡Hasta el próximo post!

#PrevenirEsLaClave



 

 

 

miércoles, 15 de diciembre de 2021

¿Quieres mejorar tu comunicación? Conoce los 8 tipos de Comunicación asertiva que puedes aprender a dominar.


 Belkis Moreno C.  @produsegval 

¿Ocho?  Dirás asombrado.

¡!Si…ocho!!

La generalidad de las personas creemos que la comunicación asertiva solo se refiere a la forma como interáctuamos comunicacionalmente con otras personas, básicamente, con el tipo de mensajes “equilibrados” que construimos para comunicarnos.

En cierta manera, asi es; pero la asertividad en la comunicación va mucho más allá que esto.  

Incluye un conjunto de modalidades, maneras, tipos o formas de comunicación, que te iremos explicando poco a poco.

Maneras que forman parte activa del proceso de comunicación asertiva y que, muchas veces, "no atendemos ni entendemos", porque creemos que son irrelevantes.

Pero antes de describirte estos 8 tipos de comunicación o maneras, es importante entender algunos elementos insertos en el concepto mismo de Comunicación Asertiva. 

Como decimos popularmente, si entendemos el concepto, podemos aplicarlo, de lo contrario nooo.

QUE ES LA COMUNICACIÓN ASERTIVA

Según Marisol D.Saucedo, autora del libro: La Comunicación Asertiva (2016), este tipo de comunicación es  “aquella en la que está presente un adecuado equilibrio entre la agresividad en un extremo y la no afirmatividad o asertividad en el otro. En la comunicación asertiva se integra el respeto por sí mismo y por los demás.”

De acuerdo a esta autora, el objetivo de la conducta asertiva o afirmativa (como también se le llama) es comunicarse honesta, abierta,  y directamente con los demás.

“Emplear la asertividad es saber pedir, saber negarse, negociar y ser flexible para poder conseguir lo que se quiere; respetando los derechos del otro y expresando nuestros sentimientos de forma clara”, afirma Saucedo.

¡Algo muy importante¡  Marisol D. Saucedo afirma que la asertividad es necesaria en todo acto comunicacional; lo es en hacer y recibir cumplidos, en hacer y recibir quejas, es decir, en expresar todo aquello que necesitas, pero hacerlo con respeto a ti mismo y a los demás, sin agresividad ni pasividad.

Una Clave vital  de la asertividad: El respeto.

También son factores esenciales: la congruencia, la claridad, estar consciente, a la hora de expresar las ideas, el equilibrio, la paciencia, la autoconfianza de cómo decimos las ideas, factores claves para  Saucedo.

LOS 8 TIPOS DE COMUNICACIÓN ASERTIVA

Cuando hablamos de tipos, hablamos de las 8 maneras en que nos podemos expresar de forma asertiva, como lo dijimos antes.

 “Cada manera pone énfasis en un aspecto característico de la asertividad”, según lo explica el psicólogo Andrés Carrillo, en la web: www.psicologiaymente.com

Si quieres profundizar aquí el enlace: https://psicologiaymente.com/social/tipos-de-comunicacion-asertiva

¡Ahora si!

1.-Comunicación Asertiva basada en la expresión de sentimientos:

¿Eres de aquellas personas que puede expresar lo que siente cuando necesitas expresarlo?   Este tipo de asertividad permite a la persona sentirse cómoda y con autoconfianza cuando desvela sus emociones e inquietudes, sin sentirse mal.  Por supuesto, no todo se dice a todo el mundo. Revelamos lo que sentimos a la gente que consideramos de mayor confianza.

2.-Comunicación asertiva basada en el respeto a los otros:

Si eres asertivo, siempre comunicas expresando el respeto hacia las demás personas. De hecho, las personas lo notan fácilmente.

No impones, le expresas a la otra persona que lo que ella opina te interesa.

3.-Comunicación asertiva basada en el control de las emociones:

Si no sabemos controlar nuestras emociones, no somos asertivos.  Nos desbocamos a hablar y hablar.  Nos irritamos y quizás generemos un conflicto. Si sabemos controlar nuestras emociones, quizás respiraremos profundo, tomamos un café, esperamos un tiempo prudencial para hablar; tratamos de no exaltarnos, perdiendo el control.

4.-Comunicación asertiva basada en saber escuchar:

Haz notado que uno de los rasgos mas difíciles de la comunicación es encontrarse con una persona que sepa escuchar. La persona que es asertiva al escuchar, sabe guardar silencio, porque escuchando puede procesar  mejor la información, puede dar mejores consejos y respuestas, le saca mayor provecho a las conversaciones y se gana el respeto de los demás, entre otras ventajas.

5.-Comunicación basada en el contacto visual:

Es obvio.¿ Cuando estas hablando con alguien y ves que esa persona mira a otro lado, qué piensas? Que no me esta escuchando. La persona asertiva mantiene un contacto visual natural y fluido con la otra persona. Con sus ojos muestra interés.

6.-Basado en el cuidado de la postura corporal:

¿No te ha pasado que vas a hablar con alguien y su postura desgarbada, descuidada, te desmotiva?  Máxime si ve el celular a cada rato. La postura de nuestro cuerpo transmite mensajes, es lo que conocemos como lenguaje corporal.  La persona asertiva asume una posición relajada, pero atenta a lo que te comunican o estás comunicando.

7.-Comunicación asertiva basada en el dominio del tema:

No basta con solo hablar, debes saber de lo que hablas. Dominar el tema, permite a la persona asertiva despertar el interés, ser más convincente, sembrar confianza, no generar expectativas falsas para correr el peligro de ser bautizado, posteriormente, como un pirata, o dejar claro, con sinceridad, que eres un inexperto, si es el caso.

8.-Comunicación basada en el control sobre nuestro tono de voz:

No hay cosa que te induzca mas a alterarte, que los gritos. Los gritos son contagiosos, si no sabes controlarte, todo terminara en un concierto de gritos. El tono de voz es la forma cómo decimos las cosas. No es lo mismo hablar con un tono de voz calmado, que hablar con un volumen alto y con un tono agresivo. O quizás sarcástico. 

El consejo es que, incluso cuando no estemos de acuerdo, tratemos de mantener un clima psicológico de dialogo y cordialidad.  ¿Vale?

¿Qué te parecieron los 8 tipos de comunicación asertiva que te hemos presentado?

La idea es reflexionar y, si puedes, aplícate un auto-examen. Visualiza que tan asertivo eres a la hora de comunicarte, usando las modalidades de asertividad que te presentamos.

Recuerda….”La asertividad es una habilidad psicosocial que potencia la comunicación, se traduce en un proceso continuo, constructivo y estimulante, el cual puede aprenderse y perfeccionarse”.  Marisol D. Saucedo. Comunicación Asertiva.

Referencias: 

Kena, Moreno:Habilidades para la vida, Centro de Integración Juvenil, AC.

Chttp://www.sev.gob.mx/prevención-adicciones/files/2013/02/Libro-Habilidades-para-la-vida.pdf



 

 



 

 

 




viernes, 12 de noviembre de 2021

La autoestima es la suma de 4 componentes indispensables. Te los describiremos uno por uno.


Por Belkis Moreno.

La autoestima es como el agua y el oxigeno en nuestro cuerpo. Si escasean, es riesgoso para nuestra vida.  Se requiere de un nivel óptimo de cada uno, para que el cuerpo funcione bien. ¡Y esto es sine quanon!

La autoestima también es un tema del cual se habla mucho, se publica mucho en redes; pero quizás, pocas veces, muy pocas, nos mueve a profundizar y responder preguntas cuyas respuestas deberíamos tener claras en cierto momento de la vida.

¡Eso pensamos!

Por ejemplo….Para quienes hemos tenido que visitar a un psicólogo alguna vez en la vida, por problemas de diversa índole, quizás hemos quedado sorprendidos cuando nos enfrentamos a las siguientes interrogantes:

¿Qué dicen de mi autoestima los hechos que he vivido y cómo yo los he afrontado?

¿Tengo una autoestima saludable que me ayuda a mis propósitos de verdad verdad? ¿O aparento tenerla?

¿Se ha debilitado mi autoestima en los últimos años?

Para ayudarte a responder a estas interrogantes, a continuación te daremos información importante que esperamos leas con mucha atención.    

 ¡Te invitamos a comprometerte!

El objetivo es ayudarte a estar claro con respecto al concepto de autoestima, cómo se forma la autoestima y cuáles son los componentes que la integran, porque…¡atención!... no nacemos con tal o cual tipo de autoestima.

La autoestima no es heredada ni viene impresa en nuestra genética, esto lo afirman la mayoría de los especialistas, entre ellos el psicólogo argentino Bernardo Stamateas. 

La autoestima no nace por generación espontánea, se desarrolla en el tiempo.

QUE ES LA AUTOESTIMA Y LOS 4 PILARES QUE LA CONFORMAN

La palabra autoestima viene del latín “aestimare” que significa evaluar, tasar, valorar. 

Pero… ¿evaluar qué?  

El concepto de autoestima hace referencia a cuanto nos queremos a nosotros mismos.

 Si nos auto valoramos o, por el contrario, nos auto rechazamos.

La autoestima es esa percepción mental valorativa (positiva o negativa) que tenemos de nuestro ser, de quienes somos, de nuestras capacidades, fortalezas, de esa confianza en nosotros mismos de hasta dónde podemos llegar.

En términos sencillos,es la auto-imagen mental que creamos de nosotros mismos. 

Esa autoimagen implica sentimientos, pensamientos, sensaciones, creencias, que hemos acumulado en la memoria a través del tiempo, especialmente por la interacción con otras personas (familia, amigos etcétera) y que nos llevar a hacernos una teoría de nosotros mismos.

Una “teoría” que funciona como un auto esquema que puede ser positivo o negativo.

Por ejemplo, si cuando pequeños fuimos muy rechazados, quizás en nuestra memoria quedo la idea de que somos torpes, fracasados.

Si por el contrario, fuimos bien acogidos, y nuestros talentos fueron bien valorados, nuestra autoestima será alta, con fe en nosotros mismos y nuestras capacidades.

¿Captas la idea?

Definitivamente nuestra autoestima es el resultado de una historia previa, tal como afirmo el psicólogo Walter Riso.

LOS 4 PILARES DE LA AUTOESTIMA:

Bueno…ya tenemos una idea de lo que es la autoestima.

También que la misma se forma progresivamente en nuestra memoria desde que nacemos.

Pero a la hora de querer nosotros auto-conocernos con la intención de mejorar nuestra autoestima (de seguro alguna vez en la vida quizás debamos hacerlo), lo recomendable es conocer a detalle, no solo como se forma la autoestima, sino cuáles son sus pilares o componentes que principales que la configuran.

Esto para hacer un mejor acercamiento del tipo de autoestima que podemos detentar y comprender mejor como influye ésta ( como causa de nuestras circunstancias) y cuál debe ser el camino para mejorarla y equilibrar las cosas. 

Además, según el psicólogo clínico Walter Riso, del cual somos fieles seguidores, si uno de estos componentes o pilares falla (los cuales están muy interrelacionados),“será suficiente para que tu autoestima se muestre coja e inestable”.

Por eso, y por mucho más…aquí te presentamos los 4 pilares que configuran la autoestima:

Veamos uno a uno.

Numero uno:

El Autoconcepto: ¿ Qué piensas de ti mismo?

Como es lógico pensar, el autoconcepto se refiere a que piensas de ti, al concepto que tienes de tu persona. 

Según el psicólogo clínico Walter Riso, así como te ves, así te tratas a ti mismo. 

“Que te dices y como lo haces”, revela como de ves a ti mismo.

Si te consideras una persona valiosa, de seguro serás comprensivo y flexible a la hora de evaluar tus actuaciones.

Pero si te ves como una persona llena de defectos, incluso hasta fea, utilizarás una mala autocritica, incluso serás cruel contigo, te acusaras de todo lo malo, te compararas con otros constantemente, auto-castigándote y auto generándote estrés.

Caso inverso, si, por el contrario, tu autoconcepto es positivo.

De seguro no serás cruel contigo mismo, serás comprensivo, no te impondrás metas inalcanzables, ni te autoexigiras hasta el cansancio.  

¿ Se te parece o no a ti?

Tendrás paciencia y reconocerás tus derechos, así como reconocerás los de otros.

 Te permitirás comerte tu barquilla preferida sin sentirte culpable o te vestirás bien sin sentirte vanidoso y superficial. 

¿Captas las diferencias?

Numero dos:

La autoimagen:

La autoimagen está referida al Auto-juicio estético que impera en nuestro interior y que responde al patrón ideal de belleza que comparte cada uno de nosotros.

El patrón ideal de belleza lo aprendemos a través de nuestras experiencias personales y sociales del entorno inmediato en que crecimos.

Si crecimos en un entorno en donde no formábamos parte del club exclusivo de los más guapos, entonces, quizás, nuestra autoimagen será negativa o “algo” negativa en cuando a nuestros atributos físicos. 

¡El famoso Patito Feo no es solo ficción¡ escribió en uno de sus libros, el psicólogo Walter Riso.

En cambio, si tu experiencia con tu entorno más inmediato fue de aceptación, sin tanta disparidad entre lo lindo y lo feo, el peso de la comparación para ti será más pasable y saludable, sin obsesiones.

Lo ideal es que nuestra autoimagen sea lo más equilibrada posible.

Equilibrio significa no poseer un criterio de perfección física obsesivo, irreal, inalcanzable, que nos perturbe nuestra tranquilidad.

Equilibrio es tener tu propio criterio de lo bello o lo estético, sin sentirte acosado por los demás. 

Equilibrio es destacar, sin pena, las cosas que te gustan de ti y no magnificar las que no te gustan, sin fijaciones mentales que te hagan sentir mal. 

Tercero:

Autorrefuerzo:

Este componente implica una pregunta clave: ¿Qué tanto te premias y te das gusto?

Como es lógico, si nunca te das gusto, si no te dedicas tiempo para ti, si no te expresas afecto, tu autoestima es insuficiente.

¿Vives para trabajar?

¿Te sientes culpable porque te tomas un tiempo para descansar?

Conocimos un caso de una abuela que iba a la casa de su hijo, donde estaban, por supuesto, sus nietos, y se quejaba porque sentía que “estoy perdiendo el tiempo”, ya que pertenecía a una religión y se sentía culpable de robarle tiempo a la predicación.

Muchas veces la carencia de autorreconocimiento nos lleva a caer en una dislexia emocional, con la cual perdemos la capacidad de sentir la vida, en el amplio sentido de la palabra. Cuidado con esto.

Cuarto:

AutoEficacia:

El ultimo pilar o componente de la autoestima: la autoeficacia.

Los retos y desafíos son el alimento del cual se nutre el autoconcepto y le dan sentido a la vida.

La convicción y la confianza de que es posible alcanzar los resultados que esperamos, que si podemos lograrlo, es lo que se denomina autoeficacia.

Por lógica, si te  sientes incapaz, si te  dejas vencer por el miedo, si no crees en ti mismo, tus retos personales serán pobres, evitaras enfrentar los problemas y, por ende, tu autoeficacia será pobre también.

Algo importante es que si tu autoeficacia es baja, los fracasos estarán más disponibles en tu memoria que los éxitos, así lo afirma el psicólogo clínico, Walter Riso.

Tus evocaciones serán más negativas que positivas y esto te predispondrá para cometer más errores o fracasar.

Para finalizar, te exhortamos a ponerte a prueba y arriesgarte a asumir retos, solo así sentirás que tu autoeficacia puede crecer. ¡Eso sí, sin correr peligro!

Esperamos que este post haya sido de utilidad para ti.  Para amarte a ti mismo debes autoconocerte y descubrir tus fortalezas y debilidades para equilibrar la balanza y gozar de un equilibrio que sea sano.  ¡Okey…!