jueves, 13 de septiembre de 2018

EL MANEJO AGRESIVO: UNA FORMA DE CONDUCIR LLENA DE MALOS HÁBITOS.


Redes Preventivas @produsegval             capacitacionproduseg@gmail.com

Cuantas veces no hemos ido por la autopista, a la velocidad permitida, cuando sentimos que somos acosados. Vemos  por  el retrovisor y esta alli, detrás de nosotros, un conductor que acelera con el  propósito claro de intimidación.  La intimidación es tal, que el acosador improvisado, prende las luces, te toca la corneta, como diciéndote: “Quítate de la vía, porque soy el rey…(o reina) 
(Esta conducta es mas común en los hombres,no tenemos estadísticas,pero así lo percibimos)

Esta forma de conducir está tipificada como Manejo Agresivo.

Este post que estas leyendo, es el primero que vamos a dedicar al tema de lo correcto e incorrecto al conducir.

El Manejo Agresivo, según los expertos, es una forma de conducir que se caracteriza por una serie de prácticas que propician las condiciones para que se produzcan los accidentes.

Vamos a tratar de simplificar lo más posible la descripción de esta forma de manejo, porque nos interesa su cabal comprensión,para hacernos conscientes de que es una muy mala práctica y eliminarla. 

Debemos enfatizar que conducir, con el tiempo, se transforma en un hábito, que llegamos a realizar  de forma automática, sin ponernos a pensar o razonar.  

Entonces  podemos tener  buenos y malos hábitos y muy arraigados cuando estamos frente al volante.  

El manejo agresivo es una forma de conducción que está plagado de hábitos dañinos, hábitos que se traducen en malas prácticas, llamadas técnicamente  Actos inseguros. 

De acuerdo a las estadísticas, el 90% de los accidentes son causados por fallas humanas o actos inseguros, por lo cual este tipo de manejo es muy peligroso.

HÁBITOS DEL MANEJO AGRESIVO

Cuando estamos conduciendo, lo ideal es evitar las colisiones. Pero cuando conducimos con actitud agresiva, pasa todo lo contrario. En lugar de evitar, propiciamos. Muchos expertos afirman que esto es producto del estrés. Cuando manejamos con estilo agresivo, somos osados, y ser osado sale caro.

Para ser mas descriptivos, entre los actos inseguros de esta forma de manejo, podemos señalar  los siguientes, para que los evitemos:

  • Meterte en el trafico agresivamente, porque no podemos esperar, debemos ser los primeros en todo. 
  • Presionar para que te den el paso. En este caso, el conductor no respeta la distancia mínima de seguridad  entre vehículos (Distancia de reacción + distancia de frenado) y se pega como un chinche detrás, acosando  al otro, para apropiarse de la carretera.
  • Sonar la bocina obstinadamente para pedir paso.
  • Realizar gesticulaciones obscenas a todo quien conduzca a su alrededor.
  • Pasarse las luces amarillas y rojas.
  • Ganarle el estacionamiento a otro carro que esperaba antes que nosotros.
  • Rebasar agresivamente a otro vehículo, metiéndose en el mínimo espacio.
  • Conducir sin ser consciente de que todo vehículo tiene sus limites mecánicos, en otras palabras, sacarle la chica al carro, asumiendo riesgos.
Si tienes otra caracterización que nos puedas aportar, bienvenido. La idea es hacernos conscientes de los malos hábitos del manejo agresivo para corregirlos.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario