miércoles, 26 de febrero de 2020

¿QUIERES CONOCER UNO DE LOS FACTORES ULTRA CLAVES PARA CONSTRUIR EL PROGRESO? ABRE ESTE POST 100% PREVENTIVO Y TE DARÁS CUENTA QUE ESTAMOS HABLANDO DE TI...


Grupo de Ciudadanos reunidos en Parque Negra Hipolita de Valencia, Estado Carabobo, Venezuela.  Foto: IT@produsegval
 IT@produsegval    Por: Belkis Moreno 

TE HABLAREMOS DEL CAPITAL SOCIAL Y SU IMPORTANCIA PARA CONSTRUIR EL PROGRESO

En este post cuando hablamos de capital social, lo hacemos desde el punto de vista de la sociología, aludiendo a todos aquellos recursos sociales (personas) que integran las instituciones, organizaciones o redes sociales que se unen para ejecutar acciones en beneficio común.

El término de capital social surgió de las nuevas teorías del desarrollo humano,que incluyeron el factor social como clave de desarrollo

Estas nuevas teorías dejaron atrás la visión tradicional del desarrollo que se centraba solo en lo económico (Producción, distribución y consumo de bienes y servicios), e introdujeron el factor social como prioridad, representado en las relaciones sociales, la participación, el compromiso ciudadano, como fortalezas sociales que, al integrarse bajo un objetivo común, demostraron ser motor clave para construir y  reconstruir sus realidades para una mejor calidad de vida.

En el ámbito  empresarial, el concepto de capital social  es de mayor uso, refiriéndose al recurso humano con que cuenta la empresa; a ese activo representado por los trabajadores  (a todo nivel) que sincronizan sus capacidades para producir bienes o servicios.

Mientras más especializado sea este recurso humano; mientras más integrados sean los equipos de trabajo; mientras más motivados y mayor bienestar sienta este recurso humano,  mientras más se manifieste el sentido de pertenencia a la marca o empresa;  mayor será la productividad, la calidad, la eficiencia, la eficacia y la sostenibilidad de la empresa.

Si lo llevamos a los entornos sociales o comunitarios, un  buen ejemplo de capital social son los grupos que se forman como redes sociales para trabajar en conjunto y solucionar problemas que afectan a las comunidades.

De estos grupos hay multiplicidad de ejemplos.

¿Cuántas comunidades no han resuelto problemas claves, porque se organizaron para exigir y operativizar soluciones, trabajando con entes públicos y facilitando el camino de reconstrucción de sus entornos?

Un aspecto importante a considerar es que este capital social no nace por generación espontanea, se construye con la educación ciudadana, se construye con un  liderazgo de calidad; se construye con políticas publicas claras y transparentes; se construye con el diseño de modelos de desarrollo incluyentes, que generen confianza en la ciudadanía.

¡Tarea nada fácil¡... no obstante, hay casos que demuestran hoy día, que la efectividad del recurso social ciudadano  es patente en la solución de problemas claves, uno de ellos la inseguridad; fenómeno social que puede combatirse con eficacia, si la sociedad civil participa y se compromete en corresponsabilidad con las autoridades públicas y el resto de sectores de la sociedad.

Si deseas  contarnos alguna experiencia que demuestre lo afirmado en este post 100% preventivo, bienvenido, puedes hacerlo a través de nuestro email:  Capacitacionproduseg@gmail.com



viernes, 31 de enero de 2020

TENER HABITOS NOCIVOS NOS ALEJA DE LOS OBJETIVOS QUE DESEAMOS. PREVENIR ES LA CLAVE


IT@produsegval      Belkis, Moreno. 

Aristóteles, el  renombrado  filosofo griego, quien dedico gran parte de su vida a descifrar los intríngulis de la comunicación, de la política, de la vida ciudadana, entre otros temas; también se ocupo de descifrar algunas verdades sobre los hábitos.

Este filosofo griego alguna vez afirmo que  “Somos lo que hacemos día a día”.   
Por supuesto, que se refería a los hábitos. 

Es decir, se refería a todas esa acciones diarias que aprendemos e internalizamos en nuestra memoria, y que repetimos día a día, desde pequeños, hasta convertirlas  en comportamientos (hábitos)que ejecutamos de forma automática, sin que seamos conscientes de ello, en casi la mayoría de los casos. 

Así son los hábitos: comportamientos que se repiten sistemáticamente y que se vuelven automáticos, y que quizás- dado a ese carácter de automatización- es que Aristóteles vislumbro que los hábitos están tan mezclados dentro de nosotros, que nos definen en muchos aspectos: Somos lo que hacemos día a día, para bien o para mal. 

LOS BUENOS HÁBITOS NOS ACERCAN AL BIENESTAR Y LOS NOCIVOS NOS ALEJAN. 

Como todo en este mundo, siempre hay una parte positiva y otra negativa.  Si partimos de lo positivo, podemos afirmar que los buenos hábitos son aquellos que encaminan la existencia personal a la consecución de los objetivos que, a su vez, mejoran nuestro bienestar y nuestra calidad de vida. 

Un ejemplo, es el hábito de estar bien informados, el de la lectura, de hacer ejercicio, de mantener una buena higiene personal y limpieza en el hogar, el de innovar etc

Por otro lado, existen los hábitos nocivos, tóxicos o malos hábitos, como se conocen popularmente, que son aquellos que repetimos día a día, pero que nos alejan del bienestar y de las metas, porque obstaculizan; por ejemplo, el habito de dejar las cosas para última hora; el de no planificar, el beber en exceso; el habito de fumar; el habito de comer en exceso, el habito de acumular objetos inservibles, incluso el habito de mentir.. etc

¿QUE HACEMOS CON LOS MALOS HÁBITOS?

Como el universo de los buenos y malos hábitos es muy extenso y está asociado a la salud, al ámbito de lo físico, de lo moral, a lo intelectual, es importante que coloquemos un rato de atención al tema de cómo asumir un cambio de hábitos negativos por positivos. 

Para ello, es importante informarnos del tema adecuadamente, con la buena noticia, de que existen especialistas con recomendaciones ya comprobadas.   Una de ellas es la psicóloga española, Gabriela Paoli, experta en tratamientos de adiciones tecnológicas 
( adiciones que se materializan en hábitos de hiperconectividad); especialista que afirma que los hábitos nocivos son adquiridos, por lo cual pueden cambiarse, para lo que recomienda identificar el habito nocivo (en primera instancia) y envalentonarnos, con un plan de cambio, plan que para esta especialista debe contar con los elementos que describimos a continuación:

Despertar la consciencia: Para La psicóloga Gabriela Paoli, el primer paso para cambiar un hábito es desearlo, es decir, ser conscientes.  Como humanos tenemos resistencia a cambiar los hábitos porque esto implica cambiar rutinas, cambiar una nuestra forma de pensar e incluso a renunciar a zonas de confort.  Al hacerte consciente, estas dándote cuenta de  cómo estas actuando  y  tus resistencias internas, y entiendes que debes asumir el cambio de lo negativo a positivo por tu bien.  

Voluntad: Este es un elemento clave porque un hábito es como un estado de inercia,  que se fija de forma automática; un habito es como una fuerza de gravedad que te empuja hacia el suelo. Para cambiarlo, según Gabriela Paoli, debe existir otra fuerza que le haga resistencia y lo empuje en la dirección que tu quieras. Es decir, otro habito. 

Motivación:  Para lograr el objetivo del cambio, debemos preguntarnos para que queremos asumir el cambio, y la respuesta debe tener un sentido con convicción para nosotros que nos motive. 

Planificación:  Para cambiar un habito se recomienda identificarlo y ponerlo por escrito:  "Debo terminar lo que empiezo".  Incluso ese compromiso lo podemos firmar y lo colocamos en una pizarra o en la puerta de la nevera. Sabemos que no es fácil, pero plasmar el compromiso en letras y hacerlo visible ayuda a que tu determinación aflore. 

¿Qué te parece este post?

Si deseas regalarnos algún comentario, puedes escribirnos al email: capacitacionproduseg@gmail.com, y te recordamos que este blog tiene una misión 100% preventiva para fomentar el bienestar.  ¿Te sumas.. posteandolo a otros?


lunes, 9 de diciembre de 2019

¿QUÉ FACTORES DE LIDERAZGO DEBES POSEER PARA SER UN BUEN LÍDER?.....BLOG 100% PREVENTIVO


    Belkis Moreno.    capacitacionproduseg@gmail.com    
    Redes @produsegval
¿Te consideras un buen líder ¿  ¿Cómo sabes que lo eres?

Mucho se habla del liderazgo.  Se piensa que para ser un buen líder solo se necesita saber captar la atención de las personas y  que estas te sigan.  Y mientras más seguidores tengas… eres un mejor líder.  Pero esto no es así.

Puedes  tener  miles de seguidores por un tiempo, pero puedes perderlos en un abrir y cerrar de ojos, si no sabes como darle sostenibilidad y propósito a tu liderazgo.

Para comenzar,un líder es una persona que sobresale,que tiene seguidores porque inspira y que asume un objetivo de forma muy responsable. 

¿Pero cómo sé yo si soy de verdad un buen líder?   Toma en cuenta la forma de la  pregunta, porque un líder puede ser cualquiera, pero  un buen  líder es una persona autentica y especial.  Eso creemos. 

Trataremos de responder a la pregunta, a través de la revisión de una lista de FACTORES DE LIDERAZGO que según el consultor Arnoldo Claret Veliz, autor del libro: Como Mercadearte personal y profesionalmente (2011), estos factores deben estar presentes en todo líder, tomando en consideración que mientras más factores reúnas en tu perfil, más probabilidades tienes de convertirte en un líder eficiente. 
 ( Y de ser catalogado como tal)

Mientras más factores de liderazgo reúnas de forma efectiva, eres un mejor líder, recuérdalo.

A continuación encontraras la lista. Si deseas, puedes leerla detenidamente y aprovechar para auto-evaluarte, respondiendo a las preguntas:  ¿Este factor de liderazgo está presente en mi perfil de líder?  ¿Yo cumplo con este requisito? ¿O no?

Lista de factores de liderazgo que debes cultivar para ser un buen líder:

¿Sabes inspirar a los demás con tu discurso u oratoria?
¿Transmites pasión, entusiasmo?
¿Eres carismático para hacer que te sigan?
¿Tienes el don de mando?
¿Crees de verdad en lo que propones a los demás?
¿Tienes habilidades para hacerte oír?
¿Sientes confianza, crees en ti mismo?
¿Tienes capacidad para creer y hacer creer a los demás en lo que se hace?
¿Tienes capacidad para delegar?
¿Muestras con regularidad resultados concretos?  Ojo con esto
¿Tienes capacidad para movilizar recursos humanos y materiales?
¿Poseer habilidades para asociar estratégicamente todo tipo de recursos o ideas para lograr mayor eficiencia en la gestión?
¿Tienes capacidad para mantener cohesionado el equipo de trabajo
¿Estimula y reconoces los logros de los demás?
¿Estás dispuesto siempre a ayudar, orientar y cooperar?
¿Tienes capacidad para planificar y organizar tu liderazgo a través de diversos medios de acción?
¿Sabes oír con atención?
¿Tienes visión del tiempo presente, pero a la vez eres capaz de adelantarte al presente, imaginándote escenarios y visiones futuras?
¿Rindes cuentas con periodicidad?
¿Sabes dividir el trabajo en base a metas, comisiones, proyectos, objetivos?
¿Eres capaz de abrir espacio a nuevos liderazgos sin sentirte inseguro?
¿Eres un líder positivo?
Si quieres agregar otros, bienvenidos.

Esperamos que estos factores de liderazgo te hayan servido de guía, o por lo menos de referente para auto-examinarte y mejorar como líder.

Nos veremos en el próximo post  del blog 100% preventivo de produseg.

Y feliz Navidad 2019.



jueves, 31 de octubre de 2019

PRINCIPIOS VITALES DE ATENCIÓN AL CLIENTE....PRODUSEG 100% PREVENCION


 Belkis Moreno      IT @produsegval 

Este post es muy especial.  Queremos dedicarlo al cliente.  

Durante 19 años hemos  trabajado en el área de  dotaciones de equipos de protección personal (EPP) para los trabajadores.  Hemos trabajado con clientes corporativos y clientes particulares.  Nuestro factor de competitividad de mayor peso ha sido la calidad de servicio al cliente. Te hablamos desde www.produseg.com.  (100% prevención)

Algo importantísimo que hemos aprendido en estas dos décadas, es  que no es retorica, eso de que lo más importante para todo modelo de negocio es el cliente. 

Sin el cliente no hay negocio que prospere, así de sencillo. 

Es por eso que queremos hablarte de la importancia que tiene para el éxito de una empresa o emprendimiento, el poseer una cultura muy bien definida de Calidad de atención al cliente.

Según la Fundación mexicana Carlos Slim, en su plan de capacitación, que puedes encontrar en este link:  https://aprende.org, específicamente en el curso  Vendedor  por Catalogo, curso al que puedes acceder libremente, solo registrándote   (lo recomendamos), en este curso se define  el servicio al cliente como el conjunto de acciones que coloca en marcha cualquier organización, para cubrir las expectativas  de los clientes.  El servicio al cliente diseñado con parámetros de calidad es imprescindible para toda empresa. 

De acuerdo a lo aprendido en este curso y en función de nuestra experiencia, a la hora de atender a un cliente, existen algunos principios  vitales de atención que debemos internalizar como parte de nuestra cultura.    

Estos principios no son puros formalismos. Estos principios  definen que la conexión cliente - vendedor se de y que esa conexión se traduzca en confianza y ulteriormente en ventas. 


 PRINCIPIOS DE ATENCIÓN AL CLIENTE QUE TE AYUDARAN A CONECTARTE EFECTIVAMENTE

El primer principio de atención al cliente a considerar, y que queremos destacar aquí, es que para cualquier contacto con el cliente- sea breve o no tan breve- formal o informal- debes entender que una buena impresión es muy importante.

Por ende, debes cuidar tu presentación personal, ni mucho ni poco. Es decir, que tu vestimenta sea la adecuada y que sea coherente con el objetivo.  Además que esta vestimenta genere confianza.  

Y continuemos....

A este principio  de orden físico, el vendedor debe sumar una buena actitud: una sonrisa permanente, unida a la amabilidad. A la empatia. 

 Y seguimos: 

Otro principio clave es infórmate bien del producto o servicio que estas ofreciendo. Por ejemplo, nosotros vendemos respiradores doble cartucho de media cara.  Si el cliente sabe de este tipo de equipos, yo también debo demostrarle que conozco lo que intento vender.  Eso es profesionalismo. Evitemos la improvisación y la piratería. 

Algo fundamental es también presta atención a lo que el cliente te dice, escúchalo y luego respondes. No te precipites nunca. 

Para saber lo que el cliente desea y enfocar tus servicios a sus necesidades, puedes empezar la conversación con varias preguntas abiertas que te amplíen un poco más el contexto situacional en el contacto con el cliente, por ejemplo: ¿Qué tipo de trabajo ejecuta usted? ¿ ha probado otros productos similares?  ¿Cual es su ideal en esta materia? 

No te olvides nunca de contestar las preguntas que te haga el cliente. Si no lo sabes, se sincero.

Siempre trata de hacer que el cliente se sienta como lo que es:  
muy importante.  Esto es clave. 

Si deseas dar un mayor valor agregado al cliente, lo puedes hacer  ofreciéndole información adicional que después puedes remitirle por Internet; también puedes facilitarle tus datos de contacto para que te ubique si tiene alguna duda adicional. 

De más esta decir que debes ser respetuoso: tu lenguaje debe ser el adecuado, trata de no exagerar en el tecnicismo, porque la idea es simplificar para que el cliente entienda claramente tu propuesta. 

De arrogancia, nada. La arrogancia es antipatía. 

Rechequea si el cliente entendió tu propuesta. No te conformes rápido, ni  te de pena. 

Por último, siempre dale a tu cliente más de lo que espera, esto significa superar sus expectativas y con ello lograr construir la fidelidad del cliente.  Meta ideal para todo vendedor. ¿No crees?



martes, 17 de septiembre de 2019

DISTRAERTE ES SALUD. TOMATE ESTAS RECOMENDACIONES EN SERIO


IT@produsegval     Belkis Moreno 

¿Sabías que distraerte no es un lujo,sino  una solución que puede aportar mucho a tu salud?

Según los expertos en conducta humana, distraerte no solo te sirve para matar el aburrimiento.  La distracción es un método que puedes aplicarse  para cuidar tu salud mental y física.

Algo importante que debemos aclararte, es que la palabra distracción tiene dos connotaciones: una negativa y otra positiva.  La positiva es la que hoy nos ocupa en este post.  

La negativa es cuando estamos haciendo algo y nos distraemos, esta distracción  genera  un vacío en la atención que puede ser peligroso, porque puede implicar un riesgo, por ejemplo cuando estamos cumpliendo una tarea frente a una maquina.

Pero volvamos a la concepto positivo de distracción.

Trabajar incansablemente puede deteriorar la salud.  Entonces, por  necesidad  buscamos distraernos. Y esa distracción puede variar en múltiples formas y maneras, de acuerdo a cada gusto, de acuerdo  a la capacidad económica y  la capacidad creativa de cada quien.

En términos sencillos,distraerte te puede permite relajarte y aminorar los pensamientos negativos cuando estos son moderados. E incluso, con el método de la distracción (porque es un método), puedes hacer que los pensamientos que te preocupan se calmen y no reaparezcan tan rápido.

Entrando en el cómo, podemos distraernos de muchas maneras, desde las muy sofisticadas hasta las más sencillas. 

Por ejemplo, puedes distraerte leyendo un buen libro; entablando una conversación; llamando por teléfono a alguien; viendo Tv; escuchando música; haciendo ejercicios; asistiendo a un evento para aprender cosas nuevas; también haciendo meditación; visitando a un conocido; haciendo voluntariado (Si te apasiona,es un excelente distractor); haciendo arte…y muchísimas formas más.

Un método de distracción por excelencia  muy típico es dejarte absorber viendo una película, entonces durante una hora y media dejamos de existir para el mundo.  ¿Te ha pasado?  Eso es distraerte en beneficio de tu salud.

Máxime ahora que ni siquiera estamos obligados a ir a una sala de cine, porque podemos bajar por internet una película y proyectarla en familia.  ¡Con cotufa incluida¡  Todo depende de nuestra creatividad.

DISTRAERSE COMO REQUISITO DE UNA VIDA SALUDABLE.

La distracción como método para equilibrar nuestras emociones, es tan importante que la legislación laboral de muchos países, la contemplan en sus requerimientos para un trabajo saludable.

Si deseamos un estilo de vida equilibrado, puedes hacer algunos cambios en tu vida y anexar el distraerte, para lo cual te recomendamos lo siguiente:

Evita aislarte, trata en lo posible de generar conexiones, contactos, con personas proactivas o con grupos con los cuales puedas compartir hobbys, actividades de formación, algún voluntariado etcétera.

Si estas en casa, trata de idear un lugar cómodo donde puedas descansar, relajarte, auto-conocerte, quizás escuchando música o leyendo un libro. Esto relaja y distrae.

Una ultima recomendación es tratar de comer saludable y de evitar personas que sean muy pesimistas que no te quiten el ánimo.

También puedes anexarte a grupos de wapsap en los cuales puedas informarte de los eventos que se realicen en tu localidad; aprovechando aquellos que incluso son gratuitos. 


¿Qué te parece? Te sumas a distraerte de forma positiva.








viernes, 19 de julio de 2019

¿Te has visto obligado a tomar decisiones en las cuales no puedes equivocarte? Te damos algunos tips para decidir con más facilidad.
























Este tipo de decisiones se conocen usualmente con el nombre de decisiones criticas.

Y son críticas porque son decisiones en las que no podemos permitirnos fallar, por el precio de sus consecuencias.   

 Algunas veces estas decisiones pueden ser una parte, quizá vital, de un proceso mayor o quizás sean parte de una crisis que nos lleva  a situaciones límites sobre  las cuales debemos tomar decisiones rápidas y actuar.  O quizás sea una decisión critica en un proceso operatorio donde el médico debe tomar decisiones cruciales para salvar una vida. 

Uno de los aspectos que caracteriza a las decisiones criticas es que frente a ellas habitualmente estamos expuestos a mucha presión, presión que nos dificulta las cosas, porque si nos equivocamos en la decisión que tomemos, podemos perder  “aquello que no queremos perder”, sea dinero, activos, una amistad, un trabajo, una relación de pareja y hasta la vida misma. 

Para ayudarte a tomar decisiones en circunstancias criticas, te damos a continuación una serie de recomendaciones que extrajimos del libro titulado: “Estrategias” de Jeremy Kourdi. 

 Estas recomendaciones son como  especies de técnicas que  pueden ayudararte a ser más asertivo a la hora de tomar una decisión.


PARA DECISIONES CRÍTICAS, TEN EN CUENTA LO SIGUIENTE:

Equilibre los detalles con un panorama general: Presta atención a los detalles, pero sin perder de vista el objetivo principal.

Confié en la intuición:  Al tomar decisiones criticas, debe confiar  en tu propio criterio, aceptar la responsabilidad, sin transferir a otro la responsabilidad de decidir. La intuición te da indicios de lo probable o no y es un importante factor que no debemos desestimar.

Evite la parálisis por demasiado análisis: Evite el error de caer en un análisis sin fin de las opciones sin llegar nunca a una decisión; el exceso de análisis puede desviar los esfuerzos y desenfocarte. Si vas a decidir por algo, analiza y decide. El tiempo puede agravar o favorecer, esto es muy relativo. 

Evalué todas las opciones posibles:  Asume una perspectiva amplia para evalar las opciones; evite la visión de túnel y considera como la decisión afectara a otros, que expectativa tiene esa decisión, que factores  influyen en los resultados. Así, como debes cuidarte de una parálisis por exceso de análisis, debemos también cuidarnos de no investigar lo suficiente. Todo exceso y déficits son malos.

Minimice los riesgos: Analice de que manera se pueden reducir los riesgos, aumentando la posibilidad de éxito, pero también que se puede hacer si las cosas empiezan apartarse del curso esperado. Observa  o imagínate cuales serian las consecuencias del fracaso (¿Valdría la pena asumirlos?) y si la decisión se toma, cuales serian las consecuencias positivas de decidir.  Lo importante es ver los pro y los contra de una u otro aspecto, sin quedarte  toda la vida analizando y decidiendo.

Basa tu decisión en la mejor información disponible:  Para tomar la decisión correcta lo mejor es estar bien informado. No descartes información por obvia y/o irrelevante.  Trata de informarte  a través de las mejores fuentes disponibles, asesorate.

Sea práctico: Esto significa evaluar que tan viable es la decisión.  Muchas decisiones criticas fracasan porque, aunque parezcan lógicas en teoría, en la práctica son imposibles de realizar.

¿Qué te parecen estas recomendaciones?

Si deseas escribirnos para darnos tus puntos de vista, puedes hacerlo por 

capacitacionproduseg@gmail.com     IT@produsegval 
Hasta nuestro próximo post preventivo





jueves, 30 de mayo de 2019

¿QUE SIGNIFICA PENSAR BIEN?. ¿HAS ESCUCHADO ALGO SOBRE ESTE TEMA? ANÍMATE A PENSAR BIEN




¿Qué significa Pensar bien?  ¿Has escuchado algo sobre este tema?

Muchas personas dirán que hay tantos temas importantes de que escribir, y este blog  se dedica a  la tontería de dedicar tiempo a algo tan irrelevante como  la forma en que pensamos.  

Pero tenemos que decirte, que pensar es una de las cosas  más  importante que hacemos todos los humanos; es como respirar, no podemos dejar de hacerlo, no podemos poner la mente 100% en blanco y no pensar.  El pensamiento precede y direcciona la acción, nada más y nada menos.

Además, pensar es una capacidad que nos permite representar y entender al mundo, para lo cual utilizamos símbolos, mediante  el lenguaje.   

La cualidad o capacidad de pensar es la mejor aliada del ser humano; pero si no sabemos pensar, esa capacidad se puede convertir en nuestro enemigo, porque nos limita en las posibilidades. O quizás nos estanquemos. 

Pensar es lo que más hacemos en la vida, lo hacemos en la vigilia y lo hacemos por momentos en el sueño, escribió una vez el famoso psicólogo Walter Riso;  por eso aprender a pensar bien, aprender a optimizar  nuestro pensamiento, creemos es vital.  ¿No te parece?

CUANDO PENSAMOS BIEN …


A continuación te daremos algunos tips de lo que significa pensar bien, tips que incluyen algunas recomendaciones para que entendamos que si aprendemos a pensar de manera más limpia y eficiente (Eso es pensar bien) obtendremos beneficios.


Estas recomendaciones las tomamos del libro: Pensar Bien, Sentirse bien, del psicólogo Clínico Walter Riso, editorial Norma.

Pensar bien ,según este experto, implica varios procesos básicos:

  Pensar bien es pensar con la menor cantidad de distorsiones y sesgos. Se trata de limpiar y actualizar nuestra mente, para que seamos más flexibles, para que entendamos los cambios, los tiempos, de forma tal que seamos más eficientes en nuestros análisis. No nos embotemos.


Esa limpieza de distorsiones y sesgos implica revisar nuestros paradigmas en la forma en como vemos las cosas, lo que implica revisar nuestros prejuicios, ideas sin fundamento y las enseñanzas  caducas.

Pensar bien es pensar racionalmente, sin descuidar las emociones y los sentimientos. 

Ser una persona racional es no ceñirte demasiado a la razón, sino hacerlo de manera razonada y razonable, reconociendo tu naturaleza como ser humano que siente emociones, pero sin obviar la realidad.

Pensar bien es también saber enfocarte en lo importante. Implica dirigir la preocupación a lo que vale la pena de verdad.  No a banalidades.

Algo muy importante es que para pensar bien debemos dejar de lado la ignorancia.  

Debemos motivarnos a conseguir información de fuentes validas, la ignorancia es un factor mental que impide la aprehensión lucida y fiel de la realidad, escribió una vez el monje tibetano, Metthieu  Ricard.

También el pensar bien nos trae tranquilidad, porque cuando nuestro pensamiento es más fluido y menos contaminado de distorsiones, el pensamiento se convierte en un elemento liberador.

¿Qué te parece? ¿ Te animas a pensar bien?  Anímate.